Resultados 2020

Enagás supera el covid con beneficios y el foco puesto en el hidrógeno

  • La compañía repartirá un dividendo de 1,68 euros brutos por acción, un 5% más que en 2019

  • Según Llardén, la CE regulará el hidrógeno a finales de 2022 y a partir de ahí se pondrán en marcha las inversiones

  • Enagás prevé invertir 600 millones en hidrógeno y en descarbonizar proyectos regulados hasta 2026

Antonio Llardén, presidente de Enagás.

Antonio Llardén, presidente de Enagás. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos

Enagás supera el complejo año de la pandemia del coronavirus con un beneficio de 440 millones, un 5,1% superior al registrado en 2019, según ha informado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Cumple, así, con el objetivo establecido para este año, fijado en los 440 millones de euros, mientras acelera su viraje hacia la descarbonización con el hidrógeno renovable en el centro de su estrategia. El gestor del sistema gasista propondrá en su próxima junta de accionistas un dividendo de 1,68 euros brutos por acción, lo que supone un aumento del 5% anual.

Los ingresos de la empresa han caído un 5,8% respecto al año 2019, hasta los 1.084,0 millones de euros, como consecuencia del efecto del coronavirus en la demanda y su impacto en el componente RCS. Aunque, la demanda total de gas natural en España en 2020 fue de 360 TWh, la segunda más alta desde 2012 y un 3,1% por encima de 2018 debido a la sustitución del carbón por el gas natural, según explicó el presidente de Enagás, Antonio Llardén, en la conferencia con analistas. "El gas natural es clave en el proceso de descarbonización y lo será en los próximos 15 o 20 años (...) como energía puente para la transición energética", ha aclarado Llardén.

Enagás, que ha presentado este martes su actualización estratégica 2021-2026, prevé registrar unos beneficios de 380 millones de euros en 2021, ante la entrada en vigor de la nueva regulación del sistema gasista impulsada por la CNMC en un año focalizado en ahorrar gastos y reducir el endeudamiento, para entre los años 2024 y 2026 dar un acelerón a la descarbonización. La compañía prevé invertir hasta 2026 entorno a 600 millones de euros en dos ámbitos: hidrógeno, pero también proyectos regulados vinculados al proceso de descarbonización.

En este sentido, el TSO (gestor del sistema gasista) se abre a la posibilidad de "rotar activos internacionales" para aprovechar oportunidades en hidrógeno renovable y otros gases renovables para impulsar su crecimiento a partir de los años 2024, 2025 o 2026. En la actualidad, no existe un mercado de hidrógeno verde y las previsiones que maneja la compañía es que sea a finales de 2022 cuando la Comisión Europea decida cómo se regula este nuevo vector tecnológico y, por ello, será a partir de ahí cuando comience su despegue. No obstante, Enagás ya trabaja en la planificación de 30 proyectos de hidrógeno verde y 16 de biometano, con más de 50 socios en prácticamente todas las comunidades autónomas, que podrían movilizar una inversión conjunta de en torno a 5.000 millones de euros.

Como consecuencia de este acelerón en la transición energética, Enagás ha anunciado que adelanta su objetivo de ser neutra en carbono al año 2040, diez años antes de su estimación de hace solo un año. "Lo hacemos basándonos en un plan técnico muy riguroso y en los avances que hemos conseguido en los últimos años", ha explicado Antonio Llardén. Desde el año 2014, la compañía ha reducido sus emisiones en un 63,2%.

Dividendo

Te puede interesar

Las inversiones netas acumuladas al finalizar el año ascendieron a 859,2 millones de euros, donde destaca la inversión correspondiente a la operación de Tallgrass Energy por un importe de 762,8 millones de euros. Una sociedad que, finalmente, ha tenido un buen desempeño en un año muy complicado para el sector de 'oil & gas' en Estados Unidos y las perspectivas para los próximos años son positivas, pues se espera que la recuperación de precios y producción en las cuencas en las que opera, iniciada en la segunda mitad de 2020, sea sostenida. Además, tras cuatro años y medios de construcción, Enagás ha puesto en marcha en 2020 Trans Adriatic Pipeline (TAP), una infraestructura clave para la diversidad y seguridad energética europea, en la que participa con un 16% y en la que ha invertido 218 millones de euros.

El resultado de las sociedades participadas asciende a 174,8 millones de euros (162,1 millones de euros en 2019) con un dividendo recibido de 118,3 millones de euros. Cabe destacar que los accionistas de Tallgrass Energy han decidido la distribución de un dividendo de 91 millones de dólares con cargo al ejercicio 2020. "A lo largo del 2021, los socios valoraremos cómo ha ido esa recuperación y en función de esto decidiremos si se pueden pagar dividendos", ha añadido Llardén. En el periodo 2021-2026 se estima un dividendo anual conjunto de las sociedades participadas de 250 millones de euros, al tratarse básicamente de activos regulados o con contratos a largo plazo. Por ello, Enagás ha incrementado su retribución al accionista en un 5% en 2020 y mantiene su estimación de un 1% anual de crecimiento para 2021, 2022 y 2023, y se compromete a conservar un dividendo sostenible de 1,74 euros por acción para el periodo 2024-2026.

Temas

Energía