Mesa del convenio colectivo

Propuesta de congelación salarial en las grandes superficies

La patronal Anged propone que los salarios no suban durante cuatro años y que los empleados trabajen uno de cada tres domingos

Trabajadores de diferentes empresas de grandes almacenes, como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, ante el Centre Comercial de Diagonal Mar por la reduccion salarial de la patronal Anged, el jueves pasado.

Trabajadores de diferentes empresas de grandes almacenes, como El Corte Inglés, Carrefour, Alcampo, ante el Centre Comercial de Diagonal Mar por la reduccion salarial de la patronal Anged, el jueves pasado. / JOSEP GARCIA

Se lee en minutos

La mesa negociadora del convenio colectivo de los trabajadores de las grandes superficies se abrió este lunes con una propuesta patronal que ha causado estupefacción a los sindicatos: congelación salarial durante los próximos cuatro años y trabajo del 34% del total de domingos (a puerta abierta o cerrada). La propuesta de Anged se basa en la caída de afluencia de público a los establecimientos, que la patronal sitúa en torno al 40% y a la reducción de las ventas minoristas del 17,6%. La factura del coronavirus pretende pagarse en los próximos años. Otro factor que respalda la propuesta de la patronal es el auge de las ventas en internet. Según datos aportados a la mesa de negociación, "la compra no presencial (internet y telefónica) se ha elevado el 60%.

Te puede interesar

Los sindicatos consideran que la dirección de las cadenas pretende aprovechar la crisis pandémica para precarizar las relaciones laborales en el sector de la distribución. Las centrales opinan que la propuesta patronal no está a la altura de la dedicación de las plantillas sin protestar ante los cambios funcionales aplicados durante todo el ejercicio para compensar el aumento de actividad en determinadas áreas de trabajo.

Las propuestas sindicales van en línea de garantías de mantenimiento de empleo, acortar la duración del convenio colectivo a la espera de una recuperación de los niveles de actividad, mejorar los ingresos (también los variables), no incrementar el número de festivos trabajados y la búsqueda de nuevas formas de organización del trabajo más inclusivas para afrontar la transición digital.