Elecciones en Pimec

Antoni Cañete: "Las pymes tienen que estar en el puente de mando"

El número 2 de Pimec aspira a presidir la entidad y alerta de la politización de la candidatura de su oponente

El candidato defiende "pensar en pequeño" y legislar con discriminación positiva teniendo en cuenta el tamaño de las empresas

Antoni Cañete: "Las pymes tienen que estar en el puente de mando"
Se lee en minutos

Agustí Sala / Gabriel Ubieto

Antoni Cañete, secretario general de Pimec desde 2006, ha decidido concurrir en las elecciones para ser presidente de la entidad con el objetivo de que las pymes estén en "el puente de mando" en todas las decisiones que les atañen. Presidente de la Platafofma Multisectorial contra la Morosidad (PMcM) y vicepresidente y portavoz de Plaforma Pymes, que trata de hacer de contrapeso a la Cepyme de la CEOE, asegura que la candidatura con la que se enfrenta, encabezada por Pere Barrios, pretende "politizar" Pimec.

-¿Por qué se presenta a presidente de Pimec? Porque tras la evolución que ha tenido en los últimos años la entidad de crecimiento, de presencia, de influencia y de defensa de los intereses de las pymes nos llevó a una reflexión el año pasado para determinar cuál debía ser el modelo de gobernanza para una entidad de este tipo en el siglo XXI. Y, tras un debate absolutamente transparente y participativo, se planteó un cambio del modelo de gobernanza, y, una vez aprobado por los órganos de gobierno y todos los socios, por asamblea, di un paso adelante porque se requiere experiencia y conocimiento y me lo pidieron muchos socios y socias.

"Eines Pimec es una candidatura absolutamente politizada que quiere instrumentalizar nuestra institución para pervertirla"

-¿Si gana, ¿cuál será cuál sería la primera medida que tomará? Aparte de constituir todos los órganos de gobierno y de gestión de la entidad dando el máximo protagonismo a la pluralidad, a la diversidad, a la territorialidad y a los sectores, haré que todos los presidentes de territoriales y sectoriales creen los equipos de empresarias y empresarios socios de Pimec para construir el ejército de 700 voluntarios que participarán en su ámbito de gobierno. Me comprometo a ir por todo el territorio de Catalunya para explicar nuestro programa, que participe toda la gente y construir el nuevo modelo de gobernanza con el que tiraremos adelante la entidad.

Cañete ante la sede de Pimec.

/ Ricard Cugat

-Enumere tres prioridades de su candidatura. Practicar el activismo empresarial, es decir, que haya el máximo de participación en la entidad por parte de las pymes y autónomas y autónomos. Porque esta proporcionará la capacidad de influencia y, por tanto, de hacer un activismo empresarial en función del peso que tienen. La segunda, situar a las pymes en el puente de mando, lo que quiere decir que estén donde, de alguna manera, se influye o se proponen las cosas que se tienen que hacer para cambiar en el país, como por ejemplo en el ámbito estatal, en el que no hay una representación real de pequeña y mediana empresa y es preciso que la haya. La tercera prioridad es poder practicar un capitalismo más inclusivo que permita a nuestras empresas tener la máxima competitividad y viabilidad. Que no haya leyes que favorezcan solo a unos sino que lo hagan a todos y con un concepto: pensar primero en pequeño, discriminación positiva en función del tamaño de las empresas.

Hay que hacer que no haya leyes que favorezcan solo a unos sino que lo hagan a todos y con un concepto: pensar primero en pequeño, discriminación positiva en función del tamaño de las empresas.

-Defina en una frase la candidatura de su oponente. Es una candidatura absolutamente politizada que quiere instrumentalizar nuestra institución para pervertirla.

-¿Se tiene que significar Pimec políticamente? Si soy presidente lo seré de un agente social y económico de este país que dialogará con todos los gobiernos sean del color que sean. Lo que haremos será dialogar, pedir, proponer y en todo caso exigir y lo haremos con la intensidad necesaria sea el gobierno que sea. No pertenecemos a ningún partido y practicaremos una política económica y empresarial de las pymes y de las autonómas y los autónomos.

Antoni Cañete.

/ Ricard Cugat

-Qué relaciones tiene que tener Pimec con las otras patronales? La que se tiene que tener con todos los agentes sociales y económicos, de máxima cordialidad, de máximo compromiso y del máximo respeto y con capacidad de diálogo y concertación. Y con Foment tenemos además un pacto parea la unidad de acción empresarial. Eso teniendo en cuenta que habrá muchas cosas en las coincidiremos y otras en las que discreparemos, pero sin que ninguna de las partes tenga capacidad de dominio. De ahí la importancia de la paridad lograda, en aquellas cuestiones que discrepemos trataremos de llegar acuerdos y si no manifestaremos nuestro desacuerdo. De eso se trata, de diálogo, de concertación, de acuerdo y de discrepancia.

-Si le llamara el 'president' de la Generalitat ¿que reivindicación le plantearía? Tener presupuestos lo antes posible con una sensibilidad empresarial y económica como nunca antes porque tras la cuestión sanitaria, el gran riesgo en el país es la situación en la que ha quedado nuestra economía y nuestras empresas. Si no salvamos las empresas, no salvamos empleos.

La reforma laboral seguro que tiene aspectos que cambiar en muchos sentidos, pero no como una contrarreforma sino como la reforma que necesitamos realmente teniendo claro que esto va de flexiseguridad.

-¿Reforma o mantenimiento de la reforma laboral? Defendemos un concepto de flexiseguridad. Nos tenemos que adaptar a los cambios tratando de mantener en la medida de lo posible la máxima ocupación y la máxima capacidad de conocimiento. La reforma laboral seguro que tiene aspectos que cambiar en muchos sentidos, pero no como una contrarreforma sino en como la reforma que necesitamos realmente teniendo claro que esto va de flexiseguridad.

-¿Hay que subir el salario mínimo? Hay que adecuar a la máxima capacidad que se pueda permitir dar el mejor salario y seguir logrando que las empresas sean competitivas y que quienes lo perciben puedan cumplir con todas sus necesidades. De lo contrario nos equivocaríamos. Hablar de cifras concretas me parece algo absolutamente populista, no racional. Fuimos los primeros en proponer subidas y en defender que haya el mejor salario posible y el que podamos hacer que sea posible.

Te puede interesar

-¿Qué problema de las pymes hay que resolver ya? Poder hacer políticas pensando primero en pequeño. Un ejemplo: cuando se hace una normativa para un hotel es la misma para uno de 1.000 habitaciones que para el que tiene 20. La capacidad que tienen para cumplirla es absolutamente asimétrica. Por eso hay que pensar primero en pequeño, lo que significa que hay que hacer una segmentación clara del tamaño de la empresa procurando que la norma no atrape a la pequeña y no frene su crecimiento.

-Si no gana ¿seguirá vinculado a Pimec? Si gana la otra candidatura, que tiene unos objetivos diferentes a los que yo defiendo, no podría seguir. No podría seguir en una institución que se politiza, sería absolutamente incompatible.

Temas

Empresas