Alude a "rosas rojas y violetas azules"

El BCE sorprende con un tuit críptico por el día de los enamorados

El Banco Central Europeo felicita San Valentín asegurando las "condiciones de financiación favorables" en un mensaje acusado de sexista

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde.

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde. / Neil Hall (EFE)

1
Se lee en minutos

"Las rosas son rojas, las violetas son azules. Mantendremos las condiciones de financiación favorables. Hasta que la crisis termine". De esa manera quiso este domingo el Banco Central Europeo (BCE), a través de la red social Twitter, felicitar el día de San Valentín. El resultado fue a última hora de la tarde al menos 1.400 millones de comentarios, 4.100 retuiteos y 7,1 corazones de apoyo. Pero todo envuelto en una cierta sorpresa por el inusual mensaje en una cuenta que tiene más de 600.000 seguidores pero que no suele tener muchas respuestas activas en las redes sociales. Los internautas no supieron interpretar la primera parte del tuit, aunque para muchos resultó sorprendentemente sexista para una institución, presidida por Christine Lagarde, caracterizada siempre por la moderación en sus mensajes públicos.

Noticias relacionadas

El críptico mensaje se ha acompañado por los hashtags #ECBmyvalentine #ValentinesDay. Pese a ello, no es posible interpretar la intención de la primera parte del mensaje, si en términos sexistas o ideológicos. Para algunos, la interpretación sería la de ofrecer el mensaje de que a pesar de cualquier punto de partida ideológico (rojos y azules), la situación pandémica actual requiere un posicionamiento claro de apoyo por parte de los poderes públicos para apoyar la recuperación económica. Esta recuperación debe basarse con tipos de interés bajos y generación de dinero por parte del banco central para ofrecer liquidez suficiente en estos momentos de crisis. Esa posición era anatema hasta la llegada de la crisis del coronavirus, pese a las crisis potentes que fueron solventadas mediante duras medidas de política económica para la mayor parte de la población.