Mobile World Congress 2021

La Generalitat y Hoffman trabajan para un Mobile presencial del 28 de junio y el 1 de julio

  • El Ministerio de Industria y el Ayuntamiento de Barcelona respaldan la celebración y la supeditan a la seguridad sanitaria

  • La organización del certamen avanza que exigirá un test negativo para entrar al congreso

Trabajadores durante el montaje del Mobile World Congress del 2020, que finalmente no llegó a celebrarse por la pandemia del coronavirus.

Trabajadores durante el montaje del Mobile World Congress del 2020, que finalmente no llegó a celebrarse por la pandemia del coronavirus. / Robert Ramos

Se lee en minutos

El consejero delegado de GSMA, organizadora del Mobile Word Congress (MWC), John Hoffman, ha asegurado este viernes, cuando se cumple un año de la cancelación del Mobile en Barcelona por la pandemia del coronavirus, que prepara un Mobile presencial que tendrá lugar en la capital catalana entre el 28 de junio y el 1 de julio, y al el que un 80% de empresas han confirmado ya su asistencia. Las administraciones catalanas y el Gobierno central respaldan la presencialidad de la feria y aseguran que trabajan junto con la organización para que el certamen se lleve a cabo en las fechas previstas.

El organizador del Mobile subraya que quiere ser "parte de la recuperación" económica de Barcelona. Y desde la estructura que rodea al certamen, que incluye al Gobierno central, la Generalitat, el Ayuntamiento de Barcelona y la Fira, se confirmó que se está trabajando conjuntamente por la presencialidad del acontecimiento, tanto por lo que se refiere al aspecto organizativo como al sanitario, aunque por el momento no se detalla en qué grado se podrá asegurar la presencia directa de expositores y visitantes. El Ministerio de Industria destacó este viernes que respalda y financia la organización del certamen en las fechas anunciadas. Si bien supedita su realización a la evolución de la pandemia y el proceso de vacunación. "Esperamos que en junio la situación esté suficientemente controlada como para celebrar el Mobile", comentaron fuentes ministeriales.

"Estamos preparando una feria presencial decididos, pero con cautela", explicó Hoffman en un comunicado que se ha hecho público este viernes, en el que se menciona que la celebración del MWC en Shanghái a finales de febrero será un laboratorio de pruebas para "complementar" las decisiones y protocolos de la feria de Barcelona. "La experiencia que hemos adquirido en Shanghái nos está ayudando a prepararnos para nuestro regreso a Barcelona", explica Hoffman en relación, sobre todo, a la rigurosidad en los procesos sanitarios y de seguridad.

La organización ha señalado a la agencia ACN que los que participen en la feria o la visiten presencialmente en Barcelona deberán demostrar que han dado negativo en una prueba PCR "reciente". "Como muchos aeropuertos y aerolíneas ya implementan políticas similares, confiamos en que todos los participantes estarán más que dispuestos a cumplir", señala GSMA. De hecho, habrá un "espacio paralelo" donde se podrán hacer pruebas de covid-19 "en cumplimiento con las regulaciones médicas".

Coincidiendo con el aniversario de la cancelación del MWC del 2020, Hoffman aseguró que anular el certamen fue "la decisión correcta". "Unas 100.000 personas de 200 países habrían venido a Barcelona, así que estamos seguros que salvamos vidas cancelando la feria", subraya el organizador del Mobile, que admite que aquello supuso una pérdida de ingresos para GSMA y obligó a la empresa a "examinar" sus prioridades y a hacer "elecciones difíciles sobre cómo trabajar e invertir". En este sentido, destaca que la principal lección de la pandemia y de la cancelación del Mobile 2020 es que "hay que ser flexible y responder rápido ante informaciones emergentes". "Muchas organizaciones se tuvieron que adaptar, nosotros somos una de ellas", añade.

Ayudar a la recuperación

Para GSMA ahora lo que es "más importante que nunca" es ayudar a agrupar a la industria del sector y contribuir a la recuperación financiera mundial. "Los actos presenciales son clave para la recuperación, conocemos el valor de unir a la gente, por ello estamos trabajando para garantizar un Mobile seguro el mes de julio", apuntó Hoffman, que prevé dar más información sobre cómo será el congreso de Barcelona "en próximas semanas".

"Las cosas no serán como antes" --precisó--, "este año será un evento diferente al de ediciones anteriores. Naturalmente hay cosas que están fuera de nuestro control , como las continuas restricciones de viaje que significarán menos visitantes que en el pasado". Como contrapartida Hoffman apuntó que la experiencia acumulada en el último año, les permite mitigar los riegos para mantener un ambiente seguro y controlado en nuestro espacio, así como en la comunidad"

El uso de las tecnologías

El directivo ha valorado como "indispensables" las tecnologías durante la pandemia dado que han permitido el acceso a servicios vitales como la atención médica, la educación, el trabajo y la comunicación. El mundo empresarial también ha cambiado, dado que las organizaciones han adoptado el trabajo remoto, al mismo tiempo que "las operaciones logísticas se han transformado" para llevar los productos esenciales directamente a los hogares.

La propia GSMA ha evolucionado, según ha añadido, porque la serie global de eventos presenciales en cinco continentes "se ha transformado en la plataforma virtual Thrive". A través de la plataforma, "se conecta a innovadores y líderes del mundo de la tecnología, gobiernos y empresas" para impactar en el proceso de cambio y construir un diálogo inspirador. Concretamente, durante la segunda mitad del 2020, Thrive congregó a más de 28.000 asistentes de 196 países del mundo.

Compromiso con Barcelona

Noticias relacionadas

En los preparativos, los organizadores examinan la situación "global" y buscan "consejo de expertos" ante una situación "dinámica" y cambiante. "La salud y seguridad de los participantes, personal y de la gente de Barcelona sigue siendo nuestra principal prioridad", subrayó Hoffman. Este año el Mobile se centrará entorno al lema 'Connected Impact', dado que la pandemia ha demostrado "lo importante que es la conexión".

Tras un año durísimo por la pandemia, Hoffman afirmó tener "muchas ganas" de volver a Barcelona. Y recordó que en los últimos años el MWC ha contribuido a la economía de la capital catalana con más de 5.000 millones de euros y 110.000 empleos. "El futuro es difícil de predecir ahora, pero de lo que estamos seguros es de que valoramos nuestra alianza con la ciudad de Barcelona y de que tenemos ganas de ser parte de la recuperación de esta pandemia", dijó.