Energía

Ábalos defiende que "el Gobierno no puede quedar al margen" de la opa sobre Naturgy

  • "No estoy promoviendo la intervención pero si un cierto control de aquello que es estratégico", ha asegurado el ministro

GRAF4175  MADRID  08 02 2021 - El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno  Pedro Sanchez (c) junto con la vicepresidenta del Gobierno  Carmen Calvo (d) y el ministro de Transportes  Jose Luis Abalos (i) durante la reunion  online  de la Permanente de la Ejecutiva Federal del partido celebrada este lunes en Madrid  EFE PSOE   Eva Ercolanese SOLO USO EDITORIAL SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPANA (CREDITO OBLIGATORIO)

GRAF4175 MADRID 08 02 2021 - El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno Pedro Sanchez (c) junto con la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo (d) y el ministro de Transportes Jose Luis Abalos (i) durante la reunion online de la Permanente de la Ejecutiva Federal del partido celebrada este lunes en Madrid EFE PSOE Eva Ercolanese SOLO USO EDITORIAL SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPANA (CREDITO OBLIGATORIO) / EVA ERCOLANESE

Se lee en minutos

Cuando el río suena... El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, ha defendido este miércoles que el Gobierno "no puede quedar al margen" ante la oferta pública de compra (OPA) del fondo australiano IFM sobre el 22,69% del capital de Naturgy. Una opinión que aviva todavía más los rumores crecientes sobre un posible veto del Ejecutivo que llevaron a una caída de las acciones de la compañía el martes.

"No será la primera vez que el Gobierno trata de preservar la españolidad de empresas estratégicas que ahora en la crisis hemos visto que es muy importante; incluso, por ejemplo, el propio fondo que gestiona la SEPI para salvar empresas consideradas estratégicas tiene esa fundamentación", ha explicado el también secretario de Organización del PSOE en una entrevista en Ser Catalunya. "Es importante que tengamos un cierto control, no estoy promoviendo la intervención pero si un cierto control de aquello que es estratégico, me parece muy importante esa consideración porque la privatización si no lleva acompañada esa observancia pues no me parece bien", ha añadido.

Con la crisis del coronavirus, según Ábalos, ha quedado patente la importancia de las empresas y reservas estratégicas. "Cuando comenzó (la crisis del coronavirus) nos dimos cuenta que no teníamos mascarillas, no producíamos material sanitario, no teníamos una reserva estratégica de material sanitario para eso. Y en los demás igual, en la compañía aérea, lo que ha sido salvar Air Europa, una compañía de bandera española, o muchas otras. ahí se ha visto lo importante que es tener empresas estratégicas", ha añadido. "Usted cree que el Gobierno intervendrá en eso", ha preguntado Josep Cuní al ministro. "El Gobierno no puede quedar al margen", ha sido la respuesta de Ábalos.

Por su parte, el Gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha asegurado que en el contexto actual "puede tener sentido" que los gobiernos puedan impedir intentos de compra de empresas nacionales por parte de firmas extranjeras. Así lo ha defendido durante su participación en el Foro Económico organizado por el Diario Montañes, al ser preguntado por la oposición del Ejecutivo francés a la compra del grupo Carrefour por parte del canadiense Couche-Tard, según recoge Europa Press. "Los países europeos han tomado ese tipo de decisiones porque estamos ante unas circunstancias excepcionales", ha explicado el gobernador en referencia a iniciativas como la del Gobierno español de reforzar el blindaje de empresas nacionales estratégicas desde que estalló la pandemia. 

Te puede interesar

El martes las acciones de la compañía energética que preside Francisco Reynés cerraron a 20,35 euros, por debajo de los 23 euros que ofrece el fondo de pensionistas, después de una jornada de volatilidad en la que los títulos llegaron a caer un 6%, aunque finalmente se redujo el descenso solo al 3%. Fuentes del Gobierno sostenían que la decisión no se había tomado todavía y que se trataba de un tema muy complejo que debía ser objeto de un análisis profundo para lo cual el Ejecutivo tiene un plazo de seis meses. El Ejecutivo aprobó un real decreto-ley, en plena crisis del coronavirus y consecuente desplome de las acciones de las empresas en bolsa, para blindar a aquellas compañías de sectores estratégicos, como la energía o las telecomunicaciones, de las garras de inversores extranjeros. Así, en caso de que las operaciones supongan hacerse con más de un 10% del capital de esas empresas el Ejecutivo se guarda una especie de 'acción de oro' con la que puede evitar que el proceso siga en marcha.

La opa, anunciada el 26 de enero, ofrece un precio de 23 euros por acción para un total de 220 millones de acciones, lo que supondría un máximo a desembolsar de 5.060 millones de euros que pagará en efectivo. El precio supone una prima del 19,7% sobre el precio de cierre del día anterior al anuncio de la oferta (19,22 euros) y del 22,7% sobre el precio medio ponderado de las acciones de la compañía durante el trimestre anterior (18,74 euros).