fiscalidad de un 'crack'

Messi habrá pagado 370 millones en impuestos desde que renovó en 2017

El grueso de la tributación del astro argentino por su vinculación con el club, que vence en junio, corresponde al IRPF, con unos 275 millones en este periodo

Koeman y Messi se saludan tras un partido.

Koeman y Messi se saludan tras un partido. / FC Barcelona

4
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

El astro del Barça, Lionel Messi, no es solo una de las personas físicas (individuo, no sociedad) que más cobra en España o que mayores rentas ingresa anualmente, si no de las que más o más contribuye al erario público, con al menos 370 millones. De esa cantidad, una buena parte corresponde al impuesto de la renta (IRPF), con unos 275 millones de euros entre el 2017, cuando renovó su contrato; y 2021, cuando acaba en junio esta vinculación que tiene con el club. La cantidad total que paga por impuestos incluye además el impuesto de patrimonio, por la riqueza neta (sin deudas) que posee; y por el impuesto de sociedades por los derechos de imagen y otros negocios en los que participa y contratos publicitarios, según fuentes conocedoras de las cifras.

La parte de más peso corresponde al impuesto de la renta (IRPF) por la parte salarial fija y variable, con la que ingresa entre 35 y 40 millones netos o unos 55 millones en temporadas en las que cobra algún tipo de bonus. También se incluyen los derechos de imagen, que no pueden superar el 15% de la cantidad total que percibe y que durante este periodo hasta junio próximo asciende a 83,3 millones brutos. Esa es la parte por la que Messi fue condenado a 21 meses por delito fiscal por sus declaraciones del IRPF de 2007, 2008 y 2009 en los que defraudó 4,1 millones de euros de los ingresos obtenidos por la explotación de sus derechos de imagen.

Más de 120.000 contribuyentes

Las cantidades que el futbolista percibe por su profesión están incluidas en el contrato que renovó en 2017, cuyos detalles difundió recientemente el diario El Mundo, que asciende a 555,2 millones brutos, de los que se han cubierto ya el 92%. La cuota acumulada que le corresponde a Messi en el impuesto de la renta equivaldría a lo que pagan por el IRPF más de 120.000 contribuyentes, teniendo en cuanta la media que sale a pagar por el tributo según las estadísticas del tributo que publica la Agencia Tributaria. "Como culé considero que habría que hacerle un monumento, pero si fuera la ministra de Hacienda pienso que debería hacérselo también por su contribución", bromea un asesor fiscal consultado.

De los alrededor de 11.000 contribuyentes que declaran en España más de 600.000 euros de ingresos anuales, difícilmente hay ninguno que alcance las cifras de Leo Messi como persona física en el IRPF, afirman varios expertos consultados por EL PERIÓDICO. Ni siquiera los ejecutivos estrella de grandes compañías del Ibex, que además suelen utilizar sociedades patrimoniales con menor tributación. Algunas de las mayores fortunas del país tributan mucho menos como personas físicas ya que suelen operar a través de sociedades cuyo tipo de gravamen es muy inferior al del IRPF que, en Catalunya, para las rentas de más de 300.000 euros, asciende este año al 50%, frente al 48% de los ejercicios anteriores.

En Andorra, con los mismos ingresos, Messi pagaría un 10%, que es el motivo por el que algunos ‘influencers’ y ‘youtubers’ y otros deportistas de élite se han mudado al coprincipado. Resumiendo, los alrededor de 275 millones pagados por IRPF desde el 2017 hasta 2021 en el coprincipado serían unos 50 millones. Es decir, en vez de pagar al erario público la mitad de la cantidad bruta, a la que habría que añadir la de los otros impuestos, pagaría la décima parte. Pero es difícil que un futbolista pueda simular que reside en el pequeño país de los Pirineos cuando debe justificar que permanece allí al menos 183 días al año.

Noticias relacionadas

Por eso Cristiano Ronaldo abandonó el Real Madrid para fichar por la Juventus de Turín. Además de su enojo por cobrar menos que Messi y por los problemas con Hacienda, el astro portugués encontró en ese país una fiscalidad muy atractiva. Por una parte, la cantidad que perciben los jugadores extranjeros por ficha tributa solo al 30% (20 puntos menos que en España) durante los cinco primeros años y al 10% en clubs del sur del país (el Nápoles, por ejemplo). Resumiendo, un club debería desembolsar en España mucho más para que el jugador cobrara el mismo neto que en Italia. En Italia, Messi hubiera pagado unos 100 millones menos que los que tributa por el IRPF en España.

Hoteles, inversiones inmobiliarias, ropa y contratos publicitarios

Gracias a su ya prolongada carrera futbolística, Messi ha acumulado un gran patrimonio que invierte. La estrella argentina tiene cuatro hoteles MiM (Messi and Majestic) en Sitges, Mallorca, Ibiza y Baqueira, que dan empleo a unas 200 personas. A su vez posee otras inversiones inmobiliarias entre las que destaca el Edificio Rostower, en Barcelona. Además de las inversiones que tiene en Argentina, cuenta también su propia marca de ropa (The Messi Store). Otra de sus fuentes de ingresos son los contratos publicitarios que tiene firmados con distintas marcas como Adidas, Pepsi y Lay's, entre otras.