Monedas digitales

La inversión de Tesla en bitcoins alcanza los 1.500 millones de dólares

El interés en las criptomonedas del presidente de la compañía, Elon Musk, revoluciona el mercado y eleva su precio

El precio del bitcoin se ha multiplicado por cuatro en un año y ha subido el 18% desde el jueves pasado

Elon Musk, multimillonario americano propietario de Tesla y SpaceX

Elon Musk, multimillonario americano propietario de Tesla y SpaceX / AFP / BRENDAN SMIALOWSKI

4
Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El fabricante de vehículos eléctricos Tesla ha informado este lunes que la inversión de la compañía en bitcoins asciende ya a 1.500 millones de dólares (1.244 millones de euros). La multinacional ya reconoce abiertamente que planea aceptar esta moneda digital como forma de pago de sus vehículos. La decisión de Tesla agudiza todavía más la tendencia alcista sin freno de bitcoin en los mercados internacionales, tras superar la barrera de los 44.000 dólares por unidad (más de 36.000 euros). El precio del bitcoin se ha multiplicado por cuatro en un año y ha subido el 18% desde el jueves pasado. Algunos expertos pronostican ya que el precio del bitcoin podría alcanzar los 50.000 dólares a medio plazo.  

Victoria Gago, cofundadora de la European Blockchain Convention y directora del máster en Blockchain de OBS Business School, reconoce que la subida de bitcoin es una "locura" que responde a la apuesta de compra de grandes empresas, no solo Tesla, también de grandes fondos institucionales y de inversión en unos momentos de escasa rentabilidad de otros activos. Es el caso de los fondos Citadel, Black Rock y otros. Cada vez más, resalta Gago, es importante que la emisión de bitcoin está limitada a 21 millones de unidades, es un activo escaso y costoso en si mismo, algo que le asemeja en parte al oro. Por esta razón, ya se han roto tabús del pasado y se reconoce al bitcoin como un activo más, de alto riesgo, pero complementario para las carteras de inversión que hace escasos años consideraban a esta criptomoneda poco más que una broma tecnológica.

En una presentación ante la Comisión del Mercado de Valores de EEUU (SEC, en inglés), Tesla indicó que la adquisición de bitcoins está enmarcada en una nueva política de inversiones que apunta a proveer a la compañía de "más flexibilidad para diversificar y maximizar aún más el rédito de nuestro efectivo".  El anuncio de este lunes por parte de Tesla parece una estrategia de defensa financiera global, ante el alza elevada de las acciones de Tesla, que han hecho del presidente de la compañía, Elon Musk, el hombre más rico del mundo. Tesla anuncia que diversificará sus activos con compras en "activos digitales, oro, fondos en oro que se negocian en los mercados y otros activos que se especificarán en el futuro". 

El presidente de Tesla se ha convertido en las últimas semanas en el detonante de una oleada de compras de criptomonedas, desde que en un mensaje de Twitter calificó a Dogecoin como "la criptomoneda del pueblo". Como consecuencia el valor de hasta entonces marginal criptomoneda se revalorizó un 60%. La moneda digital con un tema de Shiba Inu alcanzó su valor más alto a 8,2 centavos el domingo por la noche, según Bloomberg. Su récord anterior a finales de enero fue de 7,8 centavos. Hace apenas una semana, Dogecoin estaba valorado en solo 2,5 centavos. El valor de mercado de Dogecoin ha superado los 10.000 millones de dólares, valor estratosférico si se tiene en cuenta que ese activo se lanzó en el 2013 como una broma por el nacimiento de las criptomonedas. En opinión de Gago, Dogecoin "no tiene nada que ver con bitcoin". En su opinión, el bitcoin es una criptomoneda especial porque no depende de ninguna empresa o institución y por lo tanto su valor o generación no es manipulable. El número máximo de bitcoins está fijado, es un activo inflacionario en si mismo (aunque inestable y de alto riesgo también).

"Las probabilidades de un descenso de bitcoin se reducen, ya que quien quería salir ya se ha ido. Eso significa que quien entre ahora se quedará, ayudando a impulsar y tirar de la criptomoneda en su próxima etapa al alza", asegura Pinchas Cohen, analista de Investing.com. 

Noticias relacionadas

La inversión hecha en el último mes convierte a Tesla en una de las compañías más grandes con inversiones en bitcoins y que permite pagos mediante el activo digital creado hace apenas 12 años. Otras grandes empresas han mostrado su interés en los bitcoins y en el pago mediante activos virtuales como parte de sus operaciones financieras. En noviembre, PayPal abrió su plataforma de criptomonedas a todos los consumidores en Estados Unidos después de un período de prueba restringido a ciertos inversores. 

En lo que va del 2021 la cotización de bitcoin se ha disparado el 50%, comparado con una ganancia del 3,5% en el índice Standard & Poors, y del 1,8% en el índice del Dow Jones, mientras que el Índice Nasdaq ha subido un 7,5 % y los precios del oro han bajado un 3,5% tras una fuerte subida a finales del año pasado.