Impulso tecnológico al 3D

El Consorci de la Zona Franca inaugurará en junio su 'hub' de industria 4.0

Pedro Duque visita las instalaciones, que generarán 1.500 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos

Pere Navarro y Pedro Duque. 

Pere Navarro y Pedro Duque. 

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

El 'hub' 3D de la Zona Franca avanza para convertirse en el pilar catalán de la Industria 4.0 de este decenio. En torno al Consorci y Barcelona se está definiendo un enclave estratégico para el desarrollo de las tecnologías clave de los próximos años y la fabricación aditiva es uno de los campos más prometedores. La financiación pública ha llegado para dar el empujón definitivo para lo que el delegado especial del Estado en el CZFB, Pere Navarro, define de manera recurrente como "convertir la Zona Franca de Barcelona en un enclave de referencia para impulsar actividades de robótica, sensórica, impresión 3D, 'blockchain', inteligencia artificial o internet de las cosas". Sin olvidar las iniciativas del Govern en materia de digitalización y New Space, la iniciativa del Consorci parece estar un paso por delante claro como motor de emprendimiento y apuesta inversora con impacto directo ya perceptible.

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha visitado este viernes las instalaciones barcelonesas para conocer el estado de los proyectos, acompañado por Pere Navarro; el CEO y vicepresidente ejecutivo de Leitat, Joan Parra; y el miembro del Comité asesor de Leitat, Joan Rangel. El bautizado como DFactory BCN quiere ser el mayor hub de industria 4.0 del sur de Europa y su inauguración está prevista para el próximo verano. Prevé generar 1.500 puestos de trabajo directos y 5.000 indirectos.

El espacio ocupa una superficie de 17.000 metros cuadrados, con unidades mixtas de investigación, centros de investigación para albergar firmas internacionales, laboratorios compartidos con la última tecnología 4.0, oficinas, ágora de formación y un área de incubación (para empresas modestas de nueva creación). Joan Parra ha opinado que las instalaciones fomentarán la creación de un ecosistema de atracción de talento, tecnología e inversión que posicionará Barcelona y España como Hub de innovación y desarrollo de la industria 4.0.

Las instalaciones de la 3D Factory ya están en marcha y el pasado diciembre se amplió un 40% el espacio destinado en la sede del CZFB a la incubadora, alcanzando los 1.000 metros cuadrados, como consecuencia de la gran acogida del proyecto, que cuenta ya con más de 50 empresas. De esta forma, la 3D Factory Incubator dispone ahora de nuevos equipos de impresión y una nueva estación de pos-procesado, así como nuevos equipos destinados al teñido, grafitado, escaneado y tratamiento de superficies de piezas impresas en 3D.

El papel del Consorci como impulsor de la tecnología 3D se está dejando notar en la zona. Es una empresa pública que se financia íntegramente con fondos propios como son los arrendamientos industriales del Polígono de la Zona franca de Barcelona y con su gestión patrimonial. El objetivo de retornar los beneficios de la actividad recurrente a iniciativas de promoción empresarial y dinamización económica está dando sus frutos. Se calcula que existen en Catalunya del orden de 200 empresas vinculadas directamente con el sector 3D, en su práctica totalidad pymes.

BCN3D, ejemplo catalán

Noticias relacionadas

Un ejemplo de la efervescencia del sector es BCN3D, firma que ha incorporado recientemente en el accionariado al grupo de cooperativas Mondragón, el CDTI del Gobierno y a Danobatgroup. Como resultado, la empresa (que diseña impresoras 3D) ha pasado de 90 empleados a más de 160 en menos de un año estrenando nueva sede en Gavà.

El centro tecnológico Leitat impulsa la investigación en ese campo 3D, con un total de 215 proyectos de 45 países en los ámbitos de Biotecnología, Salud, Materiales Avanzados, Química industrial, Energías renovables y Nuevos Procesos de Producción. La fabricación aditiva es uno de los campos de desarrollo de gran potencial.