Fondos de Recuperación

España recibirá un anticipo europeo de 10.000 millones en el primer semestre

  • Calviño afirma que la cantidad a cuenta de los fondos europeos llegará cuando Bruselas apruebe el Plan de Recuperación

  • La vicepresidenta valora que los datos del PIB del cuarto trimestre "alejan los peores escenarios" para el 2021

La vicepresidenta Nadia Calviño, a su llegada a la Comisión de Asuntos Económicos, en el Congreso de los Diputados.

La vicepresidenta Nadia Calviño, a su llegada a la Comisión de Asuntos Económicos, en el Congreso de los Diputados. / EUROPA PRESS / O. CAÑAS / POOL

Se lee en minutos
Rosa María Sánchez
Rosa María Sánchez

Periodista

ver +

España recibirá un anticipo de unos 10.000 millones de euros, a cuenta de los alrededor de 70.000 millones de subvenciones asignadas por la UE, una vez que la Comisión Europea apruebe el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que el Gobierno prevé remitir a Bruselas en el primer trimestre del año. Así lo explicó este viernes la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados para dar cuenta de los trabajo del Gobierno en relación al reparto de los fondos europeos. Calviño no fijó un plazo para la recepción de ese anticipo, pero las estimaciones del Gobierno lo sitúan antes de finalizar el primer semestre.

Calviño explicó que, con carácter general, está previsto que la Comisión Europea haga llegar los fondos a los países en dos pagos al año, en función del cumplimiento de los hitos y objetivos fijados en los planes de inversión y de reformas comprometidos. En el caso del 2021, en particular, está previsto un anticipo del 13% de las cantidades asignadas a cada país y eso, en el caso español, implica una cantidad aproximada de 10.000 millones, según Calviño. La vicepresidenta señaló que a partir del tercer trimestre se acelerará la implementación de los planes de inversión.

Noticias relacionadas

Durante su intervención, Calviño valoró que los datos sobre la Contabilidad Nacional relativos al cuarto trimestre del 2020 (con un crecimiento del 0,4% respecto al tercero), muestran "que la segunda y la tercera ola no están teniendo efectos económicos tan profundos como los de la primera ola de la pandemia". Desde su punto de vista, estos datos constatan la evolución de la curva del crecimiento en forma de ‘V’ asimétrica que pronosticó el Gobierno en julio, "descartando, por tanto, los escenarios más negativos para el conjunto del ejercicio" 2021.

La vicepresidenta cifró en un 20% del PIB las medidas económicas y sociales desplegadas hasta ahora por el Gobierno contra los efectos de la pandemia. "Gracias a estas medidas que hemos adoptado de forma rápida hemos evitado la destrucción de más 3 millones de puestos de trabajo y una caída del PIB que hubiera superado el 25% en el conjunto del año", añadió, tras conocerse, este viernes que la economía se hundió el 11% en el 2020, el peor dato en tiempos de paz.