Resultados de 2020

Bankia gana un 57% menos por las provisiones contra la pandemia

  • El beneficio se sitúa en 230 millones tras reservar 505 millones extraordinarios para futuras pérdidas

  • El banco ha generado 2.934 millones de capital en tres años que financiarán la fusión con CaixaBank

  • Goirigolzarri admite que la recuperación de todas las ayudas al grupo "está lejos" pero no la descarta

  • La marca Bankia desaparecerá en verano y la entidad no prevé condiciones de la CNMC a la integración

2
Se lee en minutos
Pablo Allendesalazar
Pablo Allendesalazar

Periodista

Especialista en banca, finanzas, política monetaria y mercados de capitales

Escribe desde Madrid

ver +

Fin de trayecto. Bankia ganó 230 millones de euros el año pasado, su último ejercicio en solitario antes de la integración en CaixaBank, lo que supuso una caída del 57,6% respecto al beneficio del 2019. El retroceso se debió principalmente a las provisiones excepcionales de 505 millones que realizó para protegerse de las futuras pérdidas que le provocará la crisis del coronavirus cuando vayan venciendo las medidas de apoyo público a empresas y familias y comience a aumentar la morosidad.

Su presidente, José Ignacio Goirigolzarri, ha adelantado este jueves que la marca Bankia comenzará a desaparecer de las oficinas tras el cierre de la fusión a finales de marzo y se completará durante el verano. Asimismo, se ha mostrado confiado en que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) no impondrá condiciones a la operación.

El banquero ha negado que considere su paso a la presidencia de la nueva CaixaBank como el "culmen" de su trayectoria profesional: "Los accionistas y los consejos pensaron que era lo adecuado para culminar la transformación de Bankia. No lo veo en término de ego". También ha admitido que la devolución de los 24.069 millones en ayudas inyectados al grupo "está lejos" dadas las cotizaciones actuales, si bien ha asegurado que "nunca se puede decir en un sector tan cíclico como la banca" que el Estado no vaya a recuperarlo todo.

El principal éxito de Bankia en los últimos tres años ha sido generar 2.934 millones de exceso de capital, entre el acumulado y el ya repartido como dividendos, por encima de su objetivo de 2.500 millones. Su solvencia está en el 15,48%, 710 puntos básicos sobre el mínimo regulatorio. En principio iba a repartir parte a los accionistas como dividendo extraordinario, pero finalmente servirá para financiar los ajustes que conllevará la fusión con CaixaBank. El nuevo banco, ha explicado Goirigolzarri, prevé pagar un dividendo del 15% de su beneficio del 2020 cuando el Banco Central Europeo (BCE) lo autorice.  

Baja rentabilidad

Noticias relacionadas

En el lado negativo, su rentabilidad sobre el capital ha caído a un bajo 1,8%, lejos de entre el 8% y el 10% que exigen los inversores al sector. Los ingresos básicos descendieron un 5,9% el año pasado como consecuencia de los tipos de interés negativos y de un balance muy expuesto a las hipotecas. El aumento de las comisiones (12,2%) compensó parte de la caída del resultado por la venta de carteras de deuda (50,7%), lo que llevó los ingresos brutos a bajar el 4,8%.

El descenso de los gastos fue menor (1,9%), con lo que el resultado antes de provisiones cayeron aún más (8,9%). Sin embargo, la venta de las participaciones en Caser y el negocio de depositaría de valores de CecaBank, principalmente, aportó 183 millones e hizo que el beneficio antes de las provisiones extraordinarias creciese el 8%.

Temas

Bankia