Consejo de Ministros

Ribera quita hierro a la subida de la electricidad y dice que volverá "la tendencia decreciente"

  • La ministra recuerda que la tarifa "más competitiva y la más estable" es la del mercado regulado

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la sede del ministerio. 

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la sede del ministerio.  / JOSE LUIS ROCA

Se lee en minutos

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha quitado hierro a la subida del precio de la electricidad por el temporal de frío este martes en una intervención posterior al Consejo de Ministros al señalar que tras el episodio marcado por la ola de frío volverá “la tendencia decreciente” de los últimos meses. Ribera ha defendido que, más allá de "los eventos puntuales" que puedan elevar el precio eléctrico en un momento dado, lo importante –a su juicio-- es "cómo evoluciona un periodo de tiempo más amplio" y en los últimos dos años el precio de la energía ha caído un 40%.

El precio de la electricidad en el mercado mayorista (que sirve para fijar la tarifa de la luz de 11 millones de usuarios) se ha disparado en las últimas semanas con la llegada de la borrasca Filomena. El alza de la demanda y el incremento de los precios del gas natural en los mercados internacionales han elevado un 80,76% respecto al mismo periodo del año anterior el precio hasta los 72,63 euros el megavatio-hora en los primeros 19 días de enero.

El viernes 8 se registró la mayor subida al situarse el precio en los 94,99 euros el megavatio-hora, provocando un intenso debate entre los partidos políticos y en el propio seno del Gobierno de coalición, con críticas entre unos y otros que se dan de forma recurrente cada vez que la luz sube. Para muestra la simbiosis entre la actual ministra, Teresa Ribera, que la semana pasada se encomendaba al viento para aliviar los precios, como hace cuatro años lo hacía el por aquel entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con la lluvia.

Y parece que la meteorología le ha hecho caso, pues este miércoles el precio de la electricidad será de 51,66 euros el megavatio-hora, el cuarto más barato del mes después de los tres primeros días de enero. Sin embargo, el domingo y el lunes la situación fue muy diferente a 82,08 euros y 76,74 euros. Es decir, los precios bajan por la meteorología, pero cualquier otra inclemencia puede volver a hacer subir los precios. En este sentido, Ribera ha apuntado que la "única manera de tener precios estables, predecibles y moderados es contar con fuentes de energía que no dependan de los mercados internacionales". "Esto se va consiguiendo poco a poco. Las únicas fuentes de energía con coste próximo a cero son las renovables y por eso es importante este proceso de transformación energética acelerado", ha añadido.

La ministra ha asegurado que en febrero la estimación "prudente" habla de una reducción del 37% del precio respecto al episodio de la borrasca Filomena y en el segundo trimestre se alcanzará una reducción del 45%. "Los cálculos son que en 2022 y 2023 los precios del mercado energético estará por debajo de otros mercados tradicionalmente más baratos como el alemán y el francés", ha remachado.

Te puede interesar

Mercado libre y regulado

Con todo, Ribera ha recordado que la única tarifa afectada por esta fluctuación de precios en el mercado mayorista es la de Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), que forma parte del mercado regulado, pero esta es la tarifa "más competitiva y la más estable". Ribera ha hecho suyas las cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que asegura en su último informe sobre el mercado minorista que la factura final de estos consumidores se ha reducido en un 17% en los últimos dos años. "A ello aspiramos a sumar la reducción adicional una vez se ponga en marcha el fondo para la sostenibilidad del sistema eléctrico que reducirá la factura un 13% adicional (al final de un periodo de cinco años, es decir, como pronto en 2026)", ha dicho la ministra.