Apuesta ecológica

Port de Barcelona potencia las bonificaciones por mejoras del medioambiente

Ha bonificado en una media de 2,3 millones de euros a cada armador con mejoras en sus buques

Imagen del puerto de Barcelona, visto desde el Castillo de Montjuïc.

Imagen del puerto de Barcelona, visto desde el Castillo de Montjuïc. / Mònica Tudela

Se lee en minutos

Port de Barcelona ha bonificado en una media de 2,3 millones de euros a cada armador por la reducción de emisiones y la mejora de los barcos en términos de eficiencia, uso de gas natural y baterías eléctricas. La idea de estas bonificaciones es "atraer barcos más limpios y menos contaminantes" para contribuir a mejorar la calidad del aire de todo el entorno de la infraestructura portuaria. El de Barcelona fue el primero del sistema portuario español que empezó a aplicar bonificaciones a barcos por el uso de gas natural licuado (GNL) y, actualmente, es el único puerto del Estado que bonifica a sus cruceros por la reducción de emisiones de óxidos de nitrógeno.

Las bonificaciones ambientales dirigidas a los armadores tienen como objetivo promover la mejora de los barcos en términos de eficiencia y reducción de las emisiones a la atmósfera. En este caso, las bonificaciones anuales que aplica el puerto de Barcelona suman, en promedio, unos 2,3 millones de euros. "La idea de estas bonificaciones a los armadores es atraer a nuestro puerto los barcos más limpios y menos contaminantes, contribuyendo así a mejorar la calidad del aire en todo el entorno del puerto", ha apuntado el jefe de Medio Ambiente del puerto barcelonés, Jordi Vila. El puerto de Barcelona fue el primero del sistema portuario que comenzó a aplicar bonificaciones a barcos por el uso del gas natural licuado (GNL) y en la actualidad es el único puerto del Estado que aplica bonificaciones a los cruceros para la reducción de emisiones de NOx.

Port de Barcelona ha informado también de que ha bonificado a sus terminales con cerca de 900.000 euros por sus iniciativas ambientales en el ejercicio 2020, tras una inversión de 1,7 millones de euros. Estas bonificaciones representan entre el 15% y el 20% de la tasa de actividad de cada terminal. En un comunicado este martes, el puerto ha destacado que, junto a las terminales que operan en sus instalaciones, ha empezado la transición energética de manera conjunta con bonificaciones para los proyectos menos contaminantes.

Te puede interesar

En el 2020, las 14 terminales del puerto acogidas a las bonificaciones medioambientales invirtieron más de 1,7 millones de euros en proyectos dirigidos a descarbonizar la operativa portuaria, reducir emisiones, generar energías renovables e iniciar la transformación energética, y, como respuesta, el enclave portuario las ha bonificado con esos 900.000 euros. Se prevé que en el 2021 el 50% de las terminales inviertan en el aprovechamiento de sus cubiertas para generar electricidad con fotovoltaica.

La presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha explicado que las empresas van de la mano con el puerto para aprovechar la capacidad de generación de energías renovables y la transición energética. Para Conesa, este es un "aspecto clave" para conseguir un puerto neutro de emisiones y ha puesto el horizonte en el 2050.