En Europa y Latinoamérica

Telefónica vende a ATC las torres de Telxius por 7.700 millones de euros

  • La operación generará 3.500 millones de plusvalías a la operadora y le permitirá reducir su deuda en 4.600 millones

  • Telefónica se ha disparado un 10% en bolsa este miércoles, hasta los 4 euros por acción

  • La compañía estadounidense se ha impuesto a la española Cellnex y entra con fuerza en el mercado europeo

Telefónica vende la división de torres de Telxius a American Tower. En la foto, fachada de las oficinas de Telefónica en Madrid. / REUTERS / JUAN MEDINA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Paso adelante en la estrategia de desinversiones de Telefónica para sanear su situación financiera y remontar en bolsa, tras caer el pasado octubre a sus mínimos en casi dos décadas. La operadora ha anunciado este miércoles que su filial Telxius Telecom (de la que posee el 50,01%, frente al 40% del fondo KKR y el 9,99% de Pontegadea, el instrumento de inversión de Amancio Ortega) ha firmado un acuerdo con American Tower (ATC) para venderle su división de torres de telecomunicaciones en Europa (España y Alemania) y en Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile y Argentina) por 7.700 millones de euros.

La operación, que ha sorprendido a los analistas por el alto precio pactado (30,5 veces el resultado operativo antes de amortizaciones y arrendamientos), ha disparado los valores de Telefónica en bolsa un 10%, hasta los 4 euros. La compañía que dirige José María Álvarez-Pallete recibirá 3.850 millones de euros, correspondientes a ese 50,1% de Telxius, con una plusvalía de 3.500 millones. Por su parte, el fondo de inversión KKR recibirá 3.080 millones de euros y Pontegadea alrededor de 770 millones de euros.

La transacción permitirá a la multinacional española reducir en 4.600 millones su histórica deuda que a finales de septiembre ascendía a 36.676 millones de euros con un ratio de apalancamiento de 2,77 veces el beneficio bruto (Oibda), ahora se reducirá en 0,3 puntos. En 2016, cuando Pallete llegó a la presidencia de la multinacional la deuda se situaba en los 52.568 millones de euros. Entonces, la compañía valoró una posible salida de Telxius a bolsa para "aliviar su situación económica y reducir su endeudamiento" que, finalmente, no se produjo.

Según ha informado la operadora, el pago se realizará en efectivo y supone la transferencia de alrededor de 30.722 emplazamientos de torres de telecomunicaciones ubicados en España, Alemania, Brasil, Perú, Chile y Argentina. La operación se realizará en dos partes separadas e independientes: la venta del negocio en Europa y la del negocio en Latinoamérica, fijándose los respectivos cierres una vez se hayan obtenido las correspondientes autorizaciones regulatorias.

Telefónica mantendrá los contratos de arrendamiento de las torres, mientras que el grupo estadounidense se ha comprometido a conservar el empleo de Telxius. "Se trata de una operación que tiene sentido estratégico dentro de nuestra hoja de ruta. American Towers era nuestro segundo proveedor tras Telxius. Tras esta gran operación seguiremos centrados en nuestros objetivos más ambiciosos: la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda”, ha afirmado Álvarez-Pallete en una nota.

American Tower llega a Europa

Te puede interesar

Por su parte, American Tower, líder mundial en el sector de las torres para antenas de telecomunicaciones, un sector en expansión gracias a la llegada de la tecnología 5G, se ha impuesto a la española Cellnex en la puja por la filial de torres de Telefónica. La compañía estadounidense, con una amplía presencia en América y Asia, ha aceptado pagar un precio elevado para reforzar su posición en Latinoamérica, entrar en Europa y evitar que su competidora española le gane terreno. Es la segunda gran operación que se realiza en el sector de las torres de telecomunicaciones tras la venta hace unos meses de las torres de Hutchinson por 10.000 millones de euros a Cellnex.

"Esta transacción es transformadora para nuestro negocio europeo y establecerá a American Tower como uno de los proveedores independientes de infraestructura de comunicaciones más grandes de Europa. También es complementario para nuestra cartera latinoamericana y nos posiciona para impulsar un fuerte crecimiento orgánico a largo plazo en ambas regiones, al tiempo que aumentamos nuestros programas de nuevas construcciones y mejoramos nuestras relaciones con inquilinos clave", ha indicado Tom Bartlett, consejero delegado de American Tower, en otro comunicado.