Energía

La electricidad sigue al alza: rozará este miércoles los 90 euros el megavatio-hora

  • El precio sube un 6,75% respecto al de este martes y registra su segundo mayor nivel en lo que va de mes

  • "Es una subida puntual (...) Con las medidas puestas en marcha por el Gobierno al final de año el precio será inferior al del año anterior", ha dicho María Jesús Montero

El precio de la luz vuelve a subir este martes. En la foto, facturas de electricidad. / JULIO CARBÓ / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

Con Filomena todavía en España, el precio de la electricidad en el mercado mayorista sigue en ascenso al rozar los 90 euros el megavatio-hora (MWh) este miércoles, según los datos del Operador del Mercado Ibérico de Electricidad (OMIE). Es el segundo nivel más alto en lo que va de enero, tras el viernes 8 cuando se situó en los 94,99 euros MWh. Este miércoles el precio se situará en los 89,94 euros, un 6,75% más que el martes. El máximo del día se alcanzará a las 20 horas, cuando se situará en los 112,84 euros, y el mínimo, a las 16 horas (61,35 euros).

El alza se produce por un conjunto de factores que han provocado la tormenta perfecta en un momento de alta demanda por la ola de frío con picos que superan los 41.000 MWh. Este lunes, se alcanzaron los 40.409 MWh a las 10:54 horas, según REE. A ello se une una menor producción con renovables ante la falta de viento y sol (más baratos) que obliga a activar los ciclos combinados, una tecnología encarecida por el incremento en el del gas natural por la alta demanda en Asia y del coste de los derechos de emisión de CO2.

Se trata, como defienden eléctricas y Gobierno de un incremento en los precios que tiene un carácter "coyuntural". Sin embargo, se produce después de un 2020 excepcional con precios muy bajos por los confinamientos domiciliarios y las fuertes restricciones a la actividad. Así, el precio de la luz en el mercado mayorista cerró a una media de 33,96 euros el megavatio-hora, el más barato desde el año 2004, 16 años antes. El año anterior fue de 47,68 euros, un 16,8% inferior al de 2018 (57,29 euros). En 2017 el precio se situó en los 52,24 euros.

El incremento de precios en el mercado mayorista afectará solo a los usuarios con tarifa regulada (PVPC) --cerca de 11 millones-- aunque lo hará de forma limitada, a la espera de ver cómo evolucionan los precios en los próximos días. El coste de la energía tiene un peso cercano al 35% en la factura, mientras que un 25% corresponde a impuestos (afectados de forma indirecta por el precio de la energía) y alrededor de un 40% son costes fijos (peajes y cargos) como la deuda eléctrica, los incentivos a las renovables y la retribución por las redes. Estos costes fijos fueron congelados por el Ejecutivo a principios de año, es decir, se mantienen en el mismo nivel que en 2020.

“Es una subida puntual que se irá compensando a medida que entren en vigor las medidas puestas en marcha por el Gobierno y que permitirán que a final de año el precio sea inferior al del año anterior", ha insistido la ministra portavoz, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. La ministra ha recordado que el Gobierno lleva meses “trabajando de forma intensa para bajar la luz” y ha descartado que se vaya a realizar de la mano de la reducción del IVA (21%). Sino que ha puesto de ejemplo la aprobación del anteproyecto de ley que da luz verde a un fondo renovable que prevé sacar de la factura de la luz parte de los costes regulados, en concreto, aquellos relativos a los incentivos a las renovables.

Te puede interesar

Además, el recibo de la luz tal y como lo conocemos tiene los días contados. A partir de abril --o cuando el Gobierno apruebe los cargos-- se pondrá en marcha un nuevo sistema de peajes diseñado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) --siempre para los clientes en el mercado regulado— que prima la eficiencia energética. Los usuarios pagarán más o menos según las horas a las que consuman.

En la nueva factura se establece una discriminación horaria con tres tramos: Hora punta (el más caro, entre las 10 y las 14 horas y entre las 18 y las 20 horas), hora llana (algo más barato, entre las 8 y las 10 horas y las 14 y las 18 horas) y hora valle (el más barato, entre las 00 y las 8 horas). Los fines de semana y festivos todas las horas serán consideradas ‘valle’. Además, se permitirá contratar varias potencias que aplicarán a distintas horas del día. Es decir, se podrá contratar, por ejemplo, una potencia mayor por la noche para cargar el coche eléctrico y una menor durante el resto del día, para evitar un incremento exagerado en la factura.