finanzas públicas

La Generalitat pedirá este año año al Estado unos 13.000 millones

La solicitud a la Facilidad Financiera incluirá un déficit de más de 2.000 millones

Pere Aragonès en la sesión de control al Govern en el Parlament.

Pere Aragonès en la sesión de control al Govern en el Parlament. / FERRAN NADEU

3
Se lee en minutos
Agustí Sala
Agustí Sala

Redactor jefe de Economía

Especialista en Además de El Periódico, trabajé de 1989 a 1990 en La Economía 16, como responsable de Economía en el Diari de Barcelona, de 1989 a 1990; en la sección de Economía de TVE Catalunya de 1987 a 1989, en Antena 3 de Radio, de 1985 a 1987 y en el Diari Menorca, de 1983 a 1985 y Radio 80-Menorca. Además la licenciatura en Ciencias de la Información por la Universitat Autònoma de Barcelona (1992-1986), tengo un posgrado en dirección general (PDG) 2011-2012y un curso de Márketing Digital y Redes Sociales por la EAE Business School

Escribe desde Barcelona

ver +

La Generalitat solicitará este año unos 13.000 millones al Estado para financiar la deuda pendiente, más de 10.000 millones que vencen más otros más de 2.000 millones de déficit previsto y autorizado, según fuentes de la Conselleria d'Economia. Esta cifra, que aún no se ha solicitado formalmente, supera los 11.664 millones del 2020 y los 9.087 millones del ejercicio anterior, tramitados a través de la Facilidad Financiera, a la que Catalunya está suscrita desde el 2019 y que se instauró para las comunidades que cumplían con el déficit estipulado.

En los ejercicios anteriores, del 2012-2018, la Generalitat formaba parte del fondo de liquidez autonómica (FLA) y otros mecanismos creados por el Gobierno central después de que los mercados cerraran sus puertas a financiar a las autonomías.

Precisamente este martes se ha conocido que Moody's calcula que la Generalitat tendrá este año una necesidad de financiación de 13.680 millones de euros, derivadas de los mayores costes que está suponiendo la pandemia. Por lo pronto, el déficit será del 1,1% del producto interior bruto (PIB), frente al 0,2% del 2020, tras flexibilizarse los criterios por parte del Estado, con la autorización de Bruselas. En todo caso, la agencia de calificación crediticia prevé que ninguna autonomía pueda cumplir la tasa de referencia del 1,1% por los sobrecostes y menores ingresos que supone la crisis sanitaria. En el caso de Catalunya, el desfase en las cuentas públicas superará los 2.000 millones de euros.

El Ejecutivo catalán solo puede solicitar a la Facilidad Financiera en función del déficit que tiene autorizado, no del posible desvío que se pueda producir, cuya financiación se establece con posterioridad. De ahí procedería la diferencia entre la cantidad de financiación que requerirá la Generalitat que estima Moody's y la que baraja el Govern, que podría cursar la solicitud al Ejecutivo central en los próximos días.

Fondo covid

A diferencia del 2020, cuando el Gobierno central creó el fondo covid, dotado con 16.000 millones a fondo perdido para las autonomías y del que a Catalunya corresponden 3.165 millones, en el 2021, este desaparece pero el Estado se comprometió a financiar la mitad del déficit previsto, es decir, 1,1 puntos, pero el otro 50% deberá correr a cargo de las comunidades con más deuda. Por eso se produce el incremento en el 2021, explican fuentes del Govern. La administración catalana afronta además a partir de este ejercicio un trienio en el que tiene que amortizar más de 32.000 millones de euros de deuda, de la que una buena parte tiene al Estado como acreedor.

Moody's ha advertido de que las comunidades autónomas españolas se encuentran en perspectiva negativa. En un informe publicado por el servicio a inversores, señala que la caída de los ingresos y el aumento de los gastos conllevará un aumento del déficit autonómico en 2021, que será "un reto" reconducir a corto plazo debido a la "incertidumbre" que rodea la recuperación de la economía española.

Noticias relacionadas

Este aumento del déficit y, por consiguiente, de la deuda autonómica elevará el ratio de deuda con respecto a ingresos, rompiendo la tendencia iniciada en 2016. Moody's espera que las comunidades reciban transferencias del Estado y fondos europeos en 2021, aunque cree que no serán suficientes para mitigar el impacto de la pandemia, ya que las necesidades de financiación de las comunidades autónomas se elevarán hasta los 49.000 millones de euros, frente a los 34.500 millones de 2019.

La perspectiva negativa de las comunidades autónomas españolas se enmarca en la perspectiva negativa de toda la zona euro ante la expectativa de una recuperación "lenta, desigual y frágil", indicó ayer Moody's.