Balance de un sector básico

La exportación hortofrutícola cerrará el 2020 con un aumento del 5% en un año marcado por el covid y el Brexit

El consumo por parte de los hogares españoles aumentó en el primer semestre

De compras  Parada de frutas y verduras del mercado de Santa Caterina de Barcelona

De compras Parada de frutas y verduras del mercado de Santa Caterina de Barcelona / DIOGO LUCATO

Se lee en minutos

La exportación española de frutas y hortalizas frescas crecerá un 5% este año, hasta alcanzar los 14.200 millones de euros, mientras que mantendrá volúmenes similares al 2019, con 13,5 millones de toneladas, en un ejercicio marcado por el impacto del coronavirus y el Brexit, según las estimaciones realizadas por la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas y Hortalizas (Fepex). En concreto, el sector cierra un ejercicio en el que la producción y exportación hortofrutícola ha sido una actividad esencial durante el confinamiento, en el que la competencia de terceros países se recrudeció y en el que se alcanzó un acuerdo pos-Brexit que regirá las relaciones futuras con Reino Unido, el tercer destino de las ventas españolas.

De los 14.200 millones de euros que totalizará la exportación de frutas y hortalizas en el 2020, un total de 6.100 millones de euros corresponderán a hortalizas y 8.100 millones de euros a frutas, según Fepex, destacando la gran diversidad de productos y una fuerte dependencia del mercado comunitario, receptor del 94% de la exportación española y del que depende la sostenibilidad económica de las explotaciones. El sector también ha apuntado que este ejercicio se ha caracterizado por un comportamiento muy dispar de las diferentes campañas y una fuerte volatilidad de los precios.

En el año de la pandemia, el sector de frutas y hortalizas ha sido reconocido como una actividad esencial. Durante el confinamiento se mantuvo la actividad productiva y comercial para garantizar el abastecimiento de la población y de los mercados exteriores, adaptándose a la excepcionalidad de la situación que ha supuesto cambios importantes.

De esta forma, las empresas han implantado las nuevas exigencias de seguridad en el campo y en las centrales de manipulación, lo que ha supuesto un incremento significativo de los costes. En el ámbito del consumo, el coronavirus y sobre todo el confinamiento total de marzo a junio ha impulsado la demanda en los hogares españoles, con crecimientos del 13% en marzo, del 40% en abril, del 22% en mayo y del 11% en junio respecto a los mismos meses del 2019.

Noticias relacionadas

La inquietud por la dilación en el acuerdo pos-Brexit con Reino Unido ha estado muy presente a lo largo de este año. Aunque la exportación española a este país, tercer mercado de destino ha mantenido una evolución positiva del 8% hasta octubre, totalizando 1.547 millones de euros, el sector agrupado en Fepex ha trabajado con todos los escenarios, incluido el no acuerdo y la llegada de aranceles, valorados en 198 millones de euros al año. Finalmente, el acuerdo alcanzado el día de Nochebuena evitará estos aranceles, pero no las nuevas formalidades y controles aduaneros que implicará que Reino Unido deje definitivamente la UE el 1 de enero.

La creciente y continua competencia de la importación procedente de países terceros es otro de los hechos destacados de 2020. La importación ha crecido un 7% hasta octubre y el 64% procede de países terceros, con un fuerte impacto en cultivos estratégicos, ya que coinciden en periodos y calendarios con las producciones españolas. Fepex considera que uno de los retos para 2021 es que se aplique una política comercial "más justa" y que corrija la competencia desleal que actualmente sufren las producciones comunitarias, así como la aplicación de medidas de mejora de la competitividad acordes con el reto que plantea la globalización del mercado comunitario, que representa un porcentaje mayoritario de la facturación del sector.

Temas

Agricultura