Distribución

El Corte Inglés toma medidas para parecerse a Amazon

El Corte Inglés creará en el 2021 una filial logística con la que triplicar ese negocio y facturar hasta 1.200 millones

Establecimiento de El Corte Inglés.

Establecimiento de El Corte Inglés.

Se lee en minutos

El crecimiento acelerado de la venta a distancia y 'on line' durante la pandemia ha obligado a El Corte Inglés a mejorar su organización y diseñar un proyecto para crear una filial logística propia. El proyecto ya ha sido dibujado aunque se reconoce "preliminar" y se espera que esté en marcha a finales del 2021. La apuesta omnicanal de la cadena, en tiendas físicas e internet, se traduce de esta manera en la potenciación de la logística (almacenaje y transporte) como pieza estratégica en cualquier negocio 'on line' que se precie. Amazon es la referencia a seguir. Para ello, El Corte Inglés creará una nueva filial independiente en temas logísticos (gestión de almacenaje y envío) para competir con Amazon y con el objetivo de ofrecer su infraestructura a terceros y triplicar su volumen de negocio hasta facturar en torno a 1.200 millones de euros en el primer año de actividad, casi tres veces más que en la actualidad, según adelantó 'El País'. Ese afán por potenciar el servicio a terceros de la futura filial logística es el más relevante a la hora de entender el esfuerzo del grupo presidido por Marta Álvarez por emular a Amazon y rentabilizar las capacidades como grupo de distribución generalista del grupo español.

ECI vive momentos complejos como consecuencia de las pasadas restricciones de aforo y cierres de sus establecimientos. Pero el reto 'on line' puede ofrecer ventajas para un grupo con amplia presencia física en las ciudades españolas. La intención de la compañía es aprovechar la infraestructura logística con la que ya cuenta, que es la que da servicio a sus centros comerciales y supermercados. Los centros de venta seguirán ofreciendo el servicio de envío urgente, pero los almacenes tienen vías para optimizar sus ingresos al poder gestionar directamente sus servicios a otros distribuidores o directamente a los fabricantes.

Para El Corte Inglés, la creación de una filial logística inspirada en un modelo comercial más próximo al de Amazon no supone un giro "traumático" ya que ya ejercita relaciones variadas con sus proveedores. En ocasiones, el fabricante cede los productos a ECI sin pago previo, algo similar a lo que hace Amazon. En otras ocasiones sí mantiene relaciones típicas de compra por volumen y almacenaje y hasta alquiler físico de espacios a cambio de un canon. La creación de una filial logística podría potenciar el primer tipo de relaciones con fabricantes y marcas, en el que el típico margen comercial se confunde con una tasa de servicio de almacenaje y entrega. En línea con el creciente peso de la venta 'on line', ECI ha puesto en marcha un sistema de tarifa plana de envíos al más puro estilo Amazon, por el que por 19,90 euros al año se eliminan los gastos de envío. El servicio se restringe a unos dos millones de referencias (productos), 300.000 con entrega en el mismo día.

Te puede interesar

Fuentes del sector apuntan a que la futura división logística de El Corte Inglés aglutinaría a alrededor de 5.000 personas. Dos son las grandes plataformas logísticas de la firma, la de Valdemoro en Madrid y la Montornès del Vallès para Catalunya. Esta última emplea más de un millar de personas y da servicio a Catalunya, Baleares y parte del arco mediterráneo. Globalmente, ECI cuenta con 1,2 millones de metros cuadrados de superficie en 50 almacenes, además de la capacidad de almacenaje de sus propios puntos de venta.

El grupo, que se encuentra inmerso en acelerar su digitalización, multiplicó por tres sus ventas 'on line' en el primer semestre fiscal y ya representan el 15% del total de las ventas frente al 7% del año pasado. En concreto, las ventas 'online' crecieron un 124% en el segundo trimestre tras la reapertura de tiendas, registrando un alza solo en junio del 218%. En el conjunto del primer semestre fiscal, el mes de abril, coincidiendo con el confinamiento por el estado de alarma, fue el que mayor crecimiento registraron las ventas 'online', al dispararse un 386%.