Por la 'lista Falciani'

Anticorrupción pide archivar la pieza de blanqueo del Santander y el HSBC

  • Destaca las graves irregularidades cometidas por ambas entidades, pero cree que no hay prueba suficiente para una condenar a sus responsables

  • En un tono muy duro reproduce los indicios por los que debían haber extremado las medidas para evitar ayudar a cometer delitos fiscales

Entrada a la ciudad del Banco Santander en Boadilla del Monte.

Entrada a la ciudad del Banco Santander en Boadilla del Monte. / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

La Fiscalía Anticorrupción ha pedido al Juzgado Central de Instrucción número 5 que sobresea la causa en la que investigaba a HSBC, Banco Santander y BNP Paribas Securities Services por blanqueo de capitales a raíz de la lista de defraudadores fiscales proporcionada por el informático suizo Hervé Falciani. En un informe muy duro, el ministerio público considera que ha quedado acreditada la operativa que el HSBC Private Bank Suisse proporcionaba a los contribuyentes españoles para ocultar su dinero al fisco, "contando con la necesaria actuación de su entidad corresponsal en España, Banco Santander y Santander Investment, y BNP Paribas Securities Services". Sin embargo, no ve prueba suficiente para conseguir su condena por blanqueo, por lo que pide el archivo y se contenta con que lo averiguado desde 2013 en esta pieza se traslade a la Comisión de Prevención de Blanqueo de Capitales y a la CNMV.

A lo largo de 20 páginas la fiscalía enumera los "numerosos elementos que deberían haber alertado del importante riesgo asumido por los responsables de la entidades investigadas en la operativa que facilitó la ocultación" del dinero a Hacienda, como el 'caso Gescatera' o la propia lista Falciani. Pero su conclusión es demoledora para la instrucción: "Las numerosas evidencias afloradas podrían resultar insuficientes para alcanzar la convicción del reproche penal (...), a la vista de la ausencia de una directa, inequívoca y sin fisuras, que acredite el conocimiento cabal de que a través de los instrumentos puestos a disposición por Banco Santander y BNP Paribas, a otra entidad de riesgo, HSBC Private Bank Suisse, se canalizasen fondos procedentes de actividades delictivas". La modalidad del blanqueo por imprudencia habría prescrito, ya que solo una de las tras operaciones sospechosas, podría interrumpir ese plazo.

Pese a ello, hace hincapié en las "graves irregularidades llevadas a cabo por las dos entidades españolas objeto de la investigación, en la valoración del alto riesgo conjunto que representaba HSBC, la concreta operativa desarrollada, y el país donde desarrollaba sus actividades, Suiza", y su ausencia de medidas para evitar cometer blanqueo.

Fraudes zanjados

Te puede interesar

A continuación cuenta cómo el 'caso Falciani' puso de manifiesta que el HSBC facilitó a sus clientes una estructura para ocultar su patrimonio al fiscal, hechos por los que fue condenado en Francia y Bélgica y calcula que tendrá que afrontar una multa de 1.500 millones de euros. Apunta a que, además, se regularizaron 200 millones que estaban ocultos al fisco y, en distintos procedimientos derivados de aquel, la Agencia Tributaria española ha cobrado 327.989 euros.

Según Anticorrupción, se condenó por delitos contra la Hacienda Pública a seis de los clientes de las 138 cuentas cifradas, mientras que 13 regularizaron su situación, y otros 53 fueron denunciados en los juzgados correspondientes a su lugar de residencia. El informe detalla las tres operaciones concretas investigadas en la causa -entre ellas una realizada por los hermanos Botín con acciones de Bankinter- y todas eran de alto riesgo en materia de prevención de blanqueo.