del erte al ere

El 20% de las pymes catalanas en erte ya prepara despidos

La actividad de las pequeñas y medianas empresas mejora, pero dos de cada tres factura menos que el año anterior, según un informe de Pimec

Josep González, presidente de Pimec, en el acto celebrado en Barcelona.

Josep González, presidente de Pimec, en el acto celebrado en Barcelona. / MANU MITRU

Se lee en minutos

El 20,9% de las pymes catalanas actualmente en erte ya prepara despidos a partir del próximo ejercicio para paliar el impacto del coronavirus sobre sus balances. Una encuesta elaborada por la patronal Pimec refleja que una parte de las compañías catalanas estudia la transición del erte al ere, condicionada por la cláusula de mantenimiento del empleo introducida por el Gobierno para poder acceder a las ayudas públicas desde que comenzó la pandemia. La patronal catalana también destaca, en paralelo, que la actividad productiva se va recuperando, aunque dos de cada tres compañías catalanas todavía factura menos que el año anterior.

La tesorería de una parte de las pymes catalanas cada día está más tensionada y las elevadas bonificaciones habilitadas desde el Gobierno, en algunos casos del 100% de las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores en erte, no son suficientes para asegurar el mantenimiento de toda la ocupación. La encuesta publicada este viernes por Pimec, y elaborada entre los días 1 y 3 de diciembre sobre una muestra de 580 empresas, refleja que el 20,9% de las pymes catalanas prevé efectuar despidos colectivos una vez salga del erte.

La caída de la actividad y la facturación es el principal problema en el que coinciden la gran mayoría de los encuestados, hasta el punto de que dos de cada tres reconocen estar vendiendo menos que el año anterior. La demanda es todavía inferior que antes de la crisis, las empresas no producen igual y, en algunos casos, hay excedentes de plantilla. Y la solución que contempla una parte minoritaria de las direcciones de dichas compañías es despedir a parte de sus trabajadores. Los sectores más afectados por las últimas restricciones son los que más prevén presentar un ere en los próximos meses. La hostelería es el caso más acusado, donde casi tres de cada diez pymes estudian transitar del erte al ere. 

En ese sentido, Pimec ha reiterado su rechazo a la interpretación realizada desde el Ministerio de Trabajo de la cláusula de mantenimiento del empleo. Esta, la más garantista que puede prever el texto, obliga a las empresas en erte a devolver todas las exoneraciones recibidas por la totalidad de su plantilla en erte si efectúan un despidos antes del plazo de seis meses. En contraposición de la interpretación menos garantista, que hubiera sido devolver las exoneraciones del trabajador despedido, no de toda la plantilla. El presidente de la patronal, Josep González, ha pedido un trato diferencial en esta cuestión para las pymes, respecto a las grandes empresas, sin concretar más allá.

Previsiones para el 2021: un año malo, pero no tanto

La actividad económica de la mayoría de pymes no está recuperada y las previsiones de cara al 2021 es que un grueso importante de compañías siga bajando en facturación. No obstante, seis de cada diez encuestados por Pimec prevé unos niveles de facturación iguales o superiores para el próximo ejercicio. Otro dato positivo que ha destacado el responsable del estudio y gerente del área institucional de la entidad, Àngel Hermosilla, es que el número de empresas en riesgo manifiesto de cierre se mantiene estable. El 19% de las firmas estudia seriamente cerrar en los próximos meses, una cifra igual que la registrada en el barómetro de mayo.

Sobre el salto a la política de Canadell: "Si es legal, es dudosamente ético"

El presidente de Pimec, Josep González, ha realizado un balance del año durante la rueda de prensa de este viernes. Uno de los temas que ha destacado ha sido el conflicto abierto con la actual dirección de la Cambra de Comerç de Barcelona. Especialmente con su presidente, Joan Canadell, con el que tienen una querella abierta por injurias. González ha valorado la intención de Canadell de dar el salto a la política de la mano de Junts, pero manteniendo un pie en la Cambra. Pues Canadell aspira a ser elegido diputado del Parlament y continuar como presidente de la Cambra hasta efectuar su relevo a medio mandato, tal como se comprometió al ser elegido.

González ha manifestado que esa compatibilidad de cargos es  "de dudosa legalidad y si es legal, es dudosamente ético", teniendo en cuenta que la Cambra es un ente de titularidad pública. Acumular cargos “no está a la altura de los tiempos modernos”, ha añadido el presidente de Pimec.

Ni jornada de cuatro días ni subir el SMI

Pimec también ha publicitado su posición sobre dos debates abiertos recientemente en materia laboral: la jornada laboral de cuatro días y la pendiente subida del salario mínimo interprofesional. El presidente de la patronal ha coincidido con los posicionamientos de la gran patronal española, CEOE, y con el ministro de Inclusión, José Luís Escrivá, en considerar que "no es el momento" de plantear el debate de reducir la jornada laboral ordinaria a 32 horas. Otro rechazo que suma la propuesta verbalizada por el vicepresidente Pablo Iglesias.

Te puede interesar

El tema que sí tienen pendiente abrir a corto plazo el Ministerio de Trabajo es la revisión del salario mínimo interprofesional. Actualmente en 950 euros, Pimec considera que no existe margen para grandes subidas. "Ahora mismo no toca, no sería bueno continuar con la escalada de subidas de los últimos años. Se podría hacer una subida testimonial, pero con el IPC negativo no sería buen momento", ha valorado González.