Las constructoras plantean al Gobierno inversiones de 100.000 millones con los fondos de la UE

Los proyectos representados por las patronales del sector generarán 1,4 millones de empleo hasta el 2023

  • Seopan y Tecniberia ya han presentado la propuesta a Moncloa y al Ministerio de Transportes
  • El programa de rehabilitación de vivienda supondrá inversiones de 15.000 millones de euros
Julián Núñez, presidente del Seopan.

Julián Núñez, presidente del Seopan.

Se lee en minutos

Las patronales Seopan y TecniberÍa, que agrupan a las empresas constructoras y de ingeniería del país, han planteado este jueves un plan de inversiones en proyectos que debería incluirse en el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia Next Generation que prepara el Gobierno con fondos de la Unión Europea. La propuesta incluye 10 políticas tractoras o macroproyectos cuya ejecución supondrían una inversión de 100.428 millones de euros, y que generaría 30.000 empleos en la actividad de ingeniería y 1.400.000 en general. El desarrollo de esos proyectos implicaría una actividad económica inducida de 190.000 millones, según han explicado los presidentes de esas dos patronales, Julián Núñez y Pablo Bueno.

“El Plan Nacional de Recuperación y Resilencia tiene adjudicados porcentajes en las políticas que el Gobierno ha decidido. Y estas inversiones que planteamos se adaptan a esos porcentajes”, ha comentado Núñez, quien además ha explicado que la propuesta ha sido trasladada a la presidencia del Gobierno y al Ministerio de Transportes.

Tras la definición de los proyectos que deberían llevarse a cabo, Seopan ha distribuido su efecto por comunidades autónomas. Según esta división, Catalunya será la comunidad más beneficiada con proyectos que suponen una inversión superior a los 24.000 millones de euros, que deberían diseñarse y ponerse en marcha en el periodo 2021-2023.

Se trata de 2.277 actuaciones repartidas en 10 macroproyectos y 32 líneas de inversión, entre los que destaca el plan de rehabilitación con 15.000 millones de inversión y efecto sobre más de 700.000 viviendas. Las subvenciones por parte del Estado alcanzarían los 12.740 millones de euros, lo que supone el 17,8% de las ayudas directas destinadas a España por parte de los fondos europeos, mientras que la inversión privada coparía el importe restante hasta los 100.000 millones de euros, es decir, el 87,3%. Esto plantea que por cada euro de inversión pública se activarían siete euros de fondos privados y el retorno fiscal alcanzaría los 43.292 millones de euros, con una actividad económica inducida total de 190.500 millones de euros para todo el periodo.

Fase de preparación de proyectos

La fase de preparación de los proyectos comenzaría el próximo año y, antes del 2024, las distintas etapas de tramitación y adjudicación ya estarían resultas, con el propósito de continuar las labores de construcción hasta 2026. "Es un programa realista adaptado a los requisitos y exigencias del plan europeo Next Generation, que plantea un escenario temporal hasta el 2026 para la aplicación de los fondos, respetando así todos los plazos que prevé el programa", han destacado Núñez.

Tanto él, como el presidente de Tecniberia han insistido en la necesidad de cambiar la tasa de descuento que prevé la legislación para conseguir atraer capital privado, ya que, con una tasa de rentabilidad inferior al 5%, "es difícil encontrar fondos privados", han defendido.

Según Núñez, “España afronta el reto de inyectar en nuestra economía, en cinco años, 72.000 millones procedentes de las ayudas europeas, para lo que deberá presentar antes del 30 de abril de 2021 un plan detallando las inversiones que afrontar con cargo a los fondos y justificar su adecuación a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, a cuyo cumplimiento está estrictamente condicionada la concesión de las ayudas”.

Pablo Bueno, ha destacado: “Tenemos una oportunidad de modernizar nuestro país reactivando además la economía, pero para que nuestra inversión sea eficaz debemos invertir lo necesario en proyectos y en control de calidad de lo que ejecutamos.”

Plan de rehabilitación de vivienda

El primero de los macroproyectos es el plan de rehabilitación de viviendas. Incluye una inversión de 15.000 millones para renovar 750.000 viviendas hasta el 2023. Se estructura como un conjunto de ayudas del programa Next Generation con línea de financiación y subvenciones por la valor del 40% del importe del plan. Las patronales, además, piden la aplicación de un IVA reducido (del 4%), y destacan que el efecto inducido del plan sería elevado. “En Alemania con 4.700 millones de inversión se ha generado un impacto global de 50.000 millones de euros". ha destacado Núñez.

El plan de prevención de avenidas, segundo bloque, incluye la construcción de presas para la protección frente a avenidas. Contempla una inversión, en total, de 1.397 millones. Destacan las patronales que anualmente se produce un impacto superior a los 5.000 millones de euros en el pago de seguros por avenidas y desbordamientos. El plan de residuos, por su lado, propone invertir 5.390 millones en tratamiento y valorizar los residuos depositados en vertedero.

El plan de transporte público y movilidad incluye 24.745 millones en actuaciones de metros y tranvías (124 kilómetros de nuevas líneas) y cercanías (700 kilómetros de nuevas líneas), dirigidas a atender la demanda por el aumento de la población urbana, la disrupción tecnológica en el vehículo y diferentes formas de viajar, así como el incremento de la congestión viaria (el coste total de atascos en España es de 5.500 millones). El empleo que estas actuaciones pueden generar se eleva hasta los 346.427 puestos de trabajo.

Igualmente, el plan de transporte ferroviario de mercancías, con una inversión prevista de 14.469 millones pretende resolver la ineficiencia de que España tenga la menor cuota de este tipo de transporte de toda la UE (inferior al 4%), "cuando es cinco veces más eficiente (energía consumida por unidad de transporte) que la carretera y tiene un nivel de emisión de gases efecto invernadero cinco veces inferior", destaca el informe de Seopan. El empleo generado por estas actuaciones alcanzará los 202.566 puestos.

Reforzar la estructura sanitaria

Te puede interesar

El plan para reforzar la estructura sanitaria supone 4.784 millones de inversión para reducir a cero las listas de espera del Sistema Nacional de Salud y para alcanzar la ratio media de la OCDE de capacidad asistencial anual hospitalaria (12.592 nuevas camas hospitalarias), ya que España tiene una ratio un 33% inferior a la media OCDE.

Por último, en la transformación del sector de la construcción, se contempla una inversión de 750 millones en actuaciones en el sector infraestructuras de digitalización, robótica, economía circular y materiales o creación de laboratorios e implantación de nuevas herramientas. Y se plantean propuestas normativas para agilizar y facilitar la contratación y ejecución de todas estas actuaciones.