Cambio en las instituciones

Canadell seguirá en la Cambra salvo incompatibilidad legal

Cede la presidencia en Mònica Roca y decidirá si mantiene la presidencia del Consell de Cambres según el resultado de las elecciones

Solo en el caso de pasar a formar parte de un futuro Govern dejará sus responsabilidades en la institución

Joan Canadell y Mònica Roca, el día del anuncio de que Canadell se presenta como candidato de Junts per Catalunya.

Joan Canadell y Mònica Roca, el día del anuncio de que Canadell se presenta como candidato de Junts per Catalunya.

Se lee en minutos

El presidente de la Cambra de Barcelona, Joan Canadell, seguirá en la institución pese a su intención de presentarse a la candidatura de Junts per Catalunya y acompañar a la presidenciable Laura Borràs salvo que existan incompatibilidades legales. De salir elegido como candidato en el partido independentista, Canadell decidirá a partir del 14 de febrero, día de las elecciones catalanas, si deja la Cambra según los resultados electorales. Solo en el caso de ser escogido miembro de un futuro Govern abandonaría su responsabilidad como presidente del Consell de Cambres de Comerç. Canadell informó oficialmente este jueves de que cede la presidencia antes de lo previsto en favor de la vicepresidenta, Mònica Roca. El cargo de presidente del Consell de Cambres pasa a desempeñarlo, en funciones, Jaume Fàbrega. La Generalitat deberá decidir si existe alguna incompatibilidad entre ser miembro del Parlament y tener un cargo electo en las cámaras de comercio. Mientras tanto, Canadell ha garantizado que, para "proteger" la institución, no participará en ningún acto público ni será la voz de la Cambra en todo este periodo de transición, sino que todas esas funciones recaerán en Mònica Roca.

El objetivo de Canadell es impulsar la ley de cámaras desde la acción política, que ha sido bloqueada hasta ahora por patronal y sindicatos, y que supondría una inyección presupuestaria importante para estas instituciones. Canadell pretende impulsar los intereses de los empresarios desde el Parlament. "La política debe ver a los empresarios como socios para hacer el cambio de modelo económico", ha dicho Canadell durante su última intervención pública como presidente de la Cambra.  

El PSC-Units per Avançar presentó ayer una pregunta en el Parlament dirigida al Govern para conocer si "aprecia incompatibilidad o conflicto de intereses" en que el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell, pueda incorporarse a la candidatura de JxCat cuando está sobre la mesa la tramitación una proposición de ley de cámaras de comercio.  

Los socialistas reclaman al Govern a través de la Mesa del Parlament y una respuesta por escrito sobre si el Ejecutivo considera «ético» que el presidente de la Cambra "vaya en una candidatura electoral al Parlament, dentro del actual contexto, conservando su condición de presidente». La diputada del PSC-Units Alícia Romero argumenta que "uno de los principios de actuación de buen gobierno es el de imparcialidad en la toma de decisiones». También recuerda que la proposición de ley de cámaras de comercio se está tramitando y que afecta a "la regulación de dos elementos controvertidos: su representatividad y su financiación». 

Canadell anunció el miércoles su intención de ser candidato a las primarias de Junts per Catalunya. Aspira de esta forma a ocupar uno de los primeros ocho puestos de la candidatura del partido por la demarcación de Barcelona. Canadell ha reconocido que hubiese preferido que en las próximas elecciones se hubiese presentado una única lista independentista en Catalunya. Antiguo militante de ERC, Canadell considera que Junts per Catalunya es el partido que mantiene la hoja de ruta más acorde con el objetivo de la independencia. Los militantes y simpatizantes de Junts tienen hasta este jueves para presentarse al proceso de primarias para elegir el domingo los puestos de salida de las listas y acompañar a la presidenciable, la diputada en el Congreso Laura Borràs. 

Te puede interesar

Canadell ha resaltado que su decisión personal de pasar a la política no pone en aprietos el proyecto de Eines de País en la Cambra, ya que "siempre el equipo ha sido más importante que las personas", dijo. El Consell Executiu de la Cambra lo componen 12 personas. Los miembros Roser Xalabarder, Mònica Masramon y Carles Valls también presentarán sus candidaturas para entrar en el Parlament. 

Entre los proyectos de la Cambra que se anunciarán en las próximas semanas, Canadell ha anunciado el impulso al Consulat de Mar, como instrumento de arbitraje de conflictos; la creación de una oficina de defensa de la empresa ante la Administración y los oligopolios; la creación del Amazon catalán; la creación de una asesoría para pymes que aspiran a concursos públicos; y el 'hub digital de emprendedores. Canadell ha anunciado este jueves el cierre condicionado de una etapa de 18 meses de presidencia en los que la institución ha ocupado una gran porción del debate público. El obtener 31 de los 40 vocales de la institución en las últimas elecciones a la Cambra hace pensar a Canadell que los empresarios catalanes son en su amplia mayoría favorables a la independencia de Catalunya. La participación en esas elecciones fue minoritaria con respecto al censo total de empresarios.