empleo

UGT denuncia a BonÀrea ante Inspección de Trabajo por cesión ilegal de trabajadores

La central acusa a la empresa alimentaria de emplear a 316 personas de manera fraudulenta en varias de sus fábricas

La factoría principal de la Cooperativa de Guissona.

La factoría principal de la Cooperativa de Guissona. / RAMON GABRIEL

Se lee en minutos

EFE

UGT ha denunciado al grupo Bon Àrea-Corporació Alimentària Guissona ante la Inspección de Trabajo por cesión ilegal de trabajadores en diferentes centros de trabajo de Catalunya. Este sindicato alega que un total de 316 trabajadores subcontratados por Adecco Outsorcing (177 de ellos), Ranstad (105) y CTC (34) trabajan en la práctica como personal del grupo en el centro productivo de Guissona. Concretamente en las fábricas de pienso de Les Pallargues, Lleida y Reus; en la granja de Sant Guim de Freixenet y en delegaciones situadas en Gavà, Lleida, Manresa, Montcada i Reixac, Reus, Santa Susanna y Tortosa, así como en una tienda de Mollerussa.

Te puede interesar

UGT ha denunciado este miércoles en un comunicado que los trabajadores de estas subcontratas prestan su servicio en los centros de trabajo de BonÀrea, dirigidos y organizados por los responsables de este grupo, siguiendo los mismos turnos y horarios que el resto de la plantilla, con los que comparten vestidores y comedores. En conclusión, este sindicato alega que no hay diferencia entre unos y otros, y por ello denuncia que existe una "clara cesión ilegal de trabajadores", dada la vinculación entre estos empleados y BonÀrea.

UGT sostiene que este grupo agroalimentario está usando "el mismo modus operandi" que usaba el Grupo Jorge, "pasando los trabajadores de las falsas cooperativas a empresas mercantiles", lo que también motivó una denuncia ante la Inspección de Trabajo que acabó forzando al grupo a internalizar a esos trabajadores. 

Temas

Empleo UGT