Crisis económica

El Banco de España estima que hasta el 10% de las empresas serán inviables por el covid

El impacto será mayor en las pymes y en sectores como transporte, hostelería y ocio

En torno al 40% de las firmas no podrán hacer frente al pago de sus intereses con sus ingresos corrientes

Varias tiendas cerradas por el impacto de la crisis, en Barcelona.

Varias tiendas cerradas por el impacto de la crisis, en Barcelona. / JOAN CORTADELLAS

Se lee en minutos

Rosa María Sánchez

El Banco de España estima que entre el 6% y el 10% de las empresas españolas devendrán en inviables y quedarán abocadas a su disolución, dependiendo de si los daños del covid se resuelven con rapidez tras la pandemia o si, por el contrario, persisten por un periodo largo de tiempo.  En cualquier supuesto, las expectativas empeoran en el caso de las pymes, más vulnerables y, sobre todo, en los sectores más afectados por las medidas restrictivas contra la pandemia, como transporte, hostelería, restauración y ocio. 

Esta son algunas de las conclusiones del estudio 'El impacto de la crisis del covid-19 sobre la situación financiera de las empresas no financieras en 2020: Evidencia basada en la central de balances' que el Banco de España ha difundido este martes.

"Las políticas económicas han contribuido, hasta ahora, a mitigar los riesgos de liquidez para las empresas, sostiene el organismo que gobierna Pablo Hernández de Cos. En cambio, el Banco de España echa en falta "instrumentos de apoyo a la solvencia empresarial de las empresas de menor dimensión", así como una reforma de los mecanismos de insolvencias judiciales y extrajudiciales con el fin de dar agilidad y eficiencia a los procesos de reestructuración de deudas de las empresas con problemas de solvencia, pero viables.  

Central de balances

Las simulaciones del Banco de España se han formulado a partir de los datos de la estadística de la central de balances del 2019 (sobre una muestra de 382.000 empresas) y de los tres informes trimestrales correspondientes al 2020, fuertemente impactados por el covid-19 (sobre una muestra menor, de 895 empresas).

El informe constata el deterioro de la posición financiera de las empresas, con aumentos del endeudamiento y de la carga financiera, durante los tres primeros trimestres del 2020. 

La caída de la actividad de las empresas por la crisis del covid ha hecho que se eleve desde el 14% al 40% la proporción de empresas cuyos ingresos son insuficientes para pagar los intereses de sus deudas. Es lo que el Banco de España llama "empresas con presión financiera elevada" y que, por sectores, alcanza al 72,4% de los negocios en hostelería, restauración y ocio y al 64,6%, en vehículos de motos. En el caso de la industria, el porcentaje de empresas que no pueden atender el pago de los intereses se sitúa en el 36,7%.

Insolventes, viables e inviables

Dentro del colectivo de empresas con presión financiera elevada (el 40% del total), el Banco de España distingue entre las que son solventes (sus resultados futuros esperados le permiten amortizar su deuda) o insolventes (resultados futuros insuficientes para atender la deuda). Y dentro de las insolventes, el organismos diferencia entre las viables e inviables.

En las empresas insolventes pero viables (las que pueden esperar resultados positivos pero insuficientes para atender la deuda), podría bastar una reestructuración de la deuda (mediante quitas o conversión de deuda en acciones) para garantizar su supervivencia.

Sin embargo, las empresas insolventes e inviables (con resultados futuros esperados negativos) están abocadas a la liquidación. 

Doble escenario

Te puede interesar

Según los autores del informe, en el escenario más benigno (de una rápida absorción de los efectos del covid), el porcentaje de empresas insolventes pasaría del 10,5% del 2019 al 14,5% en el 2020. Y dentro de este último porcentaje, seis puntos (el 6% del total de las empresas) correspondería a empresas inviables, abocadas a su liquidación, ante la expectativa de que sus resultados negativos se mantendrán a largo plazo.

En el escenario menos benigno (con una persistencia a medio plazo de los daños del covid en las empresas), el porcentaje de empresas insolventes alcanzaría el 19% y, de ellas, en torno a diez puntos (el 9,9% del total) serían inviables, expuestas a su liquidación. Se estima que estas empresas inviables representan entre el 2% y el 4% del empleo total y entre el 3,7% y el 5% de la deuda total corporativa.