Conflicto institucional

Pimec se querella contra el presidente de la Cambra de Barcelona

La organización empresarial considera que Joan Canadell cometió injurias al decir que "hay patronales que hace 25 años que no celebran elecciones"

Canadell, izquierda; y González.

Canadell, izquierda; y González. / JORDI COTRINA / MANU MITRU

Se lee en minutos

"La paciencia tiene un límite". Tajante, el presidente de Pimec, Josep González, ha asegurado que su organización ha presentado una querella contra el presidente de la Cambra de Comerç de Barcelona, Joan Canadell por injurias. El conflicto surgido a raíz de la proposición de ley de JxCat y ERC para garantizar financiación pública y representatividad institucional a las cámaras catalanas ha desembocado ya en una pelea jurídica en la que predomina la tensión entre Pimec y Canadell, de cuya junta directiva este formó parte.

Esta iniciativa de regular las cámaras mediante el trámite de lectura única, es decir, de urgencia, a su vez, ha provocado que los agentes sociales, además de Pimec, la otra patronal Foment del Treball y UGT y CCOO de Catalunya hayan hecho piña en contra. Eso ya sucedió con otro intento de impulsar esta normativa por el procedimiento ordinario el verano pasado. Patronales y sindicatos consideran que vulnera la Constitución y el Estatut, lo cual niegan tajantemente tanto la Cambra de Barcelona como el Consell de Cambres, que agrupa a los 13 organismos camerales y que preside Joan Canadell, que formó parte de la candidatura independentista impulsada por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), que se impuso en las elecciones camerales de mayo del año pasado.. 

Las declaraciones de Canadell de la semana pasada en las que aseguraba que "hay patronales que hace 25 años que no eligen presidente y se escoge a dedo" han sido la gota que colma el vaso. Desde Pimec aseguran que la entidad "hace elecciones cada cuatro años, como obligan sus estatutos y él (Canadell), lo sabe porque se quiso presentar a las elecciones de Pimec del 2014 pero no pudo concurrir al no poder reunir los mínimos requisitos para hacerlo". La patronal de pymes quiere separar la tensión con Canadell de la relación con las cámaras.

Pimec critica las afirmaciones del presidente de la Cambra de Comerç tanto las que hizo en su cuenta de twitter como las que hizo en un acto público celebrado en la Llotja de Mar la semana pasada, "en las que manifiesta que la patronal Pimec no se rige por principios democráticos en los procesos electorales de renovación de sus cargos directivos".

Como consecuencia de ello, la organización patronal "ha emprendido acciones legales preparatorias de una querella criminal por injurias contra el señor Canadell, a fin de defender la buena reputación de todos nuestros asociados", según afirma el presidente de Pimec.

"Profundo malestar"

La organización empresarial además manifiesta su "más profundo malestar" por la falsedad de las afirmaciones y por "el quebranto" que representa de su "buen nombre", a la vez que subraya "el más absoluto respeto a los estatutos de Pimec y a los principios de buen gobierno y transparencia por los que se guía esta última".

La proposición de ley de cámaras, que prevé la tramitación por el procedimiento de lectura únicaquedó encallada esta semana al no ser incluida por la junta de portavoces del Parlament en el orden del día para el pleno de la semana que viene.

Ahora solo queda el último, que será el 16 y 17 de diciembre, y está previsto que el PSC plantee la revisión por parte del Consell de Garanties Estatutàries. Esto imposibilitaría tramitar la iniciativa esta legislatura porque el próximo 22 de diciembre se disuelve el Parlament de cara a las elecciones autonómicas del 14 de febrero (14-F).

Aunque ERC se sumó a la proposición de ley, el 'vicepresident' y 'president' en funciones, Pere Aragonès, no está muy convencido de la iniciativa y habría hecho llegar a los agentes sociales un mensaje de tranquilidad en el sentido de que no se iba a tramitar finalmente, según afirman fuentes conocedoras de ese compromiso.

Te puede interesar

A su vez están los cuatro diputados del PDeCat, que forman parte de JxCat, y que tampoco ven con buenos ojos esta propuesta de regulación que defienden con ahínco la Cambra de Comerç de Barcelona y el Consell de Cambres, ambos organismos presididos por Canadell. 

De hecho, la propuesta legislativa era un compromiso del anterior 'president' Quim Torra con Canadell. Esta misma semana ambos se reunieron y el que fuera jefe del Ejecutivo catalán emitió un comunicado en el que instaba a aprobar esta norma que no ratificó durante su mandato. Tampoco la anterior 'consellera' de Empreasa, Àngels Chacón, hoy candidata a la presidencia de la Generalitat por el PDeCat y de la que dependían las cámaras,  era muy partidaria de esta normativa.