EN CATALUNYA

La Cambra prevé un desplome de los ingresos turísticos de 25.505 millones este año

La institución reconoce que el peso del turismo en el PIB pasará este año a un raquítico 3,1%

Canadell en plena sesión de fotos oficiales en el balcón principal de la Llotja de Mar, sede de la Cambra de Comerç de Barcelona. 

Canadell en plena sesión de fotos oficiales en el balcón principal de la Llotja de Mar, sede de la Cambra de Comerç de Barcelona. 

Se lee en minutos

La Cambra de Comerç de Barcelona estima que el gasto turístico cerrará el año con una caída de 79,2% y una pérdida de 25.505 millones de euros. Los expertos de la institución consideran que el 70% del desplome del PIB catalán este año se explica por la debacle de la crisis desatada por la pandemia en el sector turístico. En la práctica, el tradicional peso del sector turístico en el PIB pasará del 12,9% en el 2019 al entorno del 3,1%, el mínimo histórico. Pese al pesimismo general y los malos datos generales, la Cambra considera que "una buena gestión de los contagios durante el mes de diciembre y una relajación de las restricciones podrían salvar en parte la campaña de Navidad gracias a los visitantes residentes". La institución presidida por Joan Canadell, considera que "es necesario incrementar las ayudas y los incentivos para fomentar el consumo, tal y como han implementado otras comunidades autónomas y países". 

La falta de confianza de los turistas, las limitaciones a la movilidad, los cierres (totales o parciales) de la hostelería y la cultura, y el deterioro acumulado de la situación económica están lastrando lógicamente los indicadores económicos. Los rebrotes de finales de julio truncaron la recuperación y han agudizado la crisis. La reducción del gasto turístico del primer semestre fue del 85% y para este segundo semestre se espera que la caída sea del 71%. Dentro del contexto español, según las estimaciones de la patronal turística Exceltur, Catalunya será la segunda comunidad autónoma más afectada de España tras Baleares, fundamentalmente "por la fuerte dependencia del litoral catalán del turismo internacional y por la paralización del turismo de negocios por la cancelación de ferias y congresos", según la Cambra.

Te puede interesar

Para los próximos meses, no se prevé una reactivación del turismo internacional, ni profesional, ni de ocio. Un indicador que apunta a esa tendencia son las búsquedas del concepto visitar Barcelona en Google. Están en mínimos históricos desde el pasado abril. 

Los expertos de la Cambra confían en que la mejora de la situación sanitaria se traduzca en un cambio de tendencia y la mejora de la afluencia turística en el 2021. Aluden a una tendencia de 'tourism revenge' o desquite turístico por el que las ganas de viajar de los consumidores se han intensificado después de muchas limitaciones de movilidad. Según la Cambra, "este fenómeno podría llegar a Europa y los negocios del sector deberían prever como capturar esta demanda retenida". En concreto, el informe de la Cambra alude a un incremento de la confianza de los ciudadanos chinos en los viajes, que ha aumentado un 60% con respecto a los niveles mínimos alcanzados