Hasta el año 2023

Endesa elevará su inversión hasta los 7.900 millones para impulsar las renovables

La energética prevé instalar 3.800 megavatios de energías límpias en los próximos tres años en España y Portugal

José Bogas, consejero delegado de Endesa.

José Bogas, consejero delegado de Endesa.

Se lee en minutos

Sara Ledo

Endesa elevará hasta los 7.900 millones de euros la inversión prevista hasta 2023 para impulsar su apuesta por las renovables que copan la mitad de este dinero. La energética había previsto una inversión de 6.300 millones de euros para el periodo 2020 y 2022, por lo que aumenta su esfuerzo inversor en un 25% para este nuevo periodo, según ha desvelado la compañía semipública italiana Enel, que controla Endesa con el 70% de las acciones, este martes en Roma durante la actualización de su plan estratégico. Endesa hará lo propio este miércoles, aunque la matriz de la compañía ya ha avanzado algunas de las cifras para España y Portugal. 

El grupo dirigido por José Bogas prevé unas inversiones brutas totales de 2.000 millones de euros en 2021, 3.000 millones de euros en 2022 y 2.900 millones de euros en 2023. Alrededor de 3.800 millones de euros, se destinará a las renovables, con el objetivo de impulsar la generación 'verde' después de que el año pasado anunciase su intención de acelerar el cierre de sus centrales térmicas de carbón. En 2021 la inversión en renovables será de unos 600 millones de euros, en 2022 alcanzará los 1.700 millones de euros y en 2023 se situará en los 1.500 millones de euros.

La compañía prevé, así, incrementar su potencia 'limpia' en España y Portugal en 3.869 megavatios (MW) en los próximos tres años. En concreto, instalará 743 megavatios (34 MW eólicos y 705 MW solares) en 2021, 1.426 megavatios (396 MW en eólica y 1.024 MW en solar) en 2022 y 1.700 megavatios (450 MW eólico y 1.250 MW solares) en 2023. Un aumento de la capacidad que se equilibrará con el apagón del carbón, pues a pesar de este auge renovable, la capacidad instalada total de Endesa se mantendrá en 2023 alrededor de los 21.000 megavatios actuales (el 26% del total de Enel actual y el 24% en 2023).

Además, la compañía destinará un total de 2.600 millones de euros al desarrollo de redes en el periodo 2021-2023, 400 millones de euros a 'retail' y unos 200 millones de euros al desarrollo de la movilidad eléctrica a través de Endesa X.

Más clientes

La energética prevé pasar de los 12 millones de clientes actuales a los 13 millones en 2023, de los cuales 10,6 millones serán de electricidad (un millón más de lo actual) y el resto de gas. De estos 10,6 millones, Endesa incrementa en 400.000 el número de usuarios en el mercado libre (6,1 millones) y reduce en 300.000 aquellos que tenían un contrato en el mercado regulado (4,5 millones). 

El grupo prevé que el resultado bruto de explotación (Ebitda) ordinario se sitúe para su filial ibérica en el 19% del objetivo que el grupo italiano se marca para 2023 (entre los 20.700 millones y los 21.300 millones de euros). Es decir, el Ebitda de Endesa se fijaría en una horquilla entre los 3.922 millones y los 4.047 millones, frente a los 3.841 millones de 2019 y los alrededor de 4.320 que prevé para este año. Estas proyecciones se basan en un crecimiento de la actividad económica en España y Portugal del 7,7% en 2021, 3,9% en 2022 y del 1,9% en 2023.

Década de transición

Te puede interesar

Los 7.900 millones de euros destinados a Endesa para su crecimiento en España y Portugal representan casi el 20% del total de la inversión prevista para el periodo por Enel que asciende hasta los 40.000 millones de euros, de los cuales 38.000 millones de euros tendrán por destino el negocio tradicional y los 2.000 millones de euros restantes al modelo de negocio para catalizar inversiones en asociación. Aunque esto solo será una parte de los 190.000 millones de euros que el grupo prevé movilizar en la próxima década --160.000 millones directamente y 30.000 millones a través de terceros-- que estará marcada por la descabonización, la electrificación y la digitalización, según el consejero delegado del grupo, Francesco Starace. 

"Las 'utilities' no actuarán solo como dueños de activos sino que pueden ser orquestadores de un sistema más completo en el que haya renovables, estaciones de recarga y vehículos eléctricos. Las plataformas digitales serán fundamentales para guiar esa transformación", ha advertido Starace, quien ha avanzado que la compañía acelerará el cierre del carbón en todo el mundo del año 2030 al 2027. Además, Enel prevé desarrollar 2.000 megavatios de hidrógeno verde hasta 2030. 

Temas

Endesa