Proceso cerrado

Indra pacta con los sindicatos su ere y los despidos bajan a la mitad, hasta 580 salidas

Los trabajadores afectados se reparten entre 360 bajas incentivadas, con indemnizaciones de 45 días, y 220 prejubilaciones, desde los 57 años

Sede central de Indra en Alcobendas (Madrid).

Sede central de Indra en Alcobendas (Madrid). / El Periódico

Se lee en minutos

Indra Soluciones TI ha cerrado con acuerdo sindical de la mayoría sindical su proceso de ere. Finalmente saldrán despedidos un total de 580 trabajadores, casi la mitad de los 1.036 que inicialmente planteó la compañía hace un mes. A las salidas la compañía sumará una reducción salarial que afectará a otros 100 empleados y un erte de recualificación para otros 125 trabajadores. Las conidiciones para cerrar el expediente de regulación de empleo (ERE) han sido aceptados por los sindicatos CCOO, UGT, USO y ASIT, según ha hecho público este viernes CCOO en un comunicado.

Indra cierra así su proceso de reestructuración en la división de servicios, que inicialmente pretendía afectar al 8% del total de su plantilla, compuesta por 13.049 trabajadores. Los despidos finalmente han sido rebajados a la mitad para acercar a los sindicatos y cerrar el ere con acuerdo. Los trabajadores afectados por los ceses se reparten entre 360 bajas incentivadas y 220 prejubilaciones.

Te puede interesar

Los empleados despedidos se marcharán con el equivalente a un despido improcedente, es decir, 45 días por año trabajado con tope de 42 mensualidades hasta una antigüedad equivalente a febrero del 2012 y a partir de entonces con 33 días por año trabajado y tope de 24 mensualidades. Unas condiciones de salida similares a las del ere que Indra efectuó en el 2015. Entonces el expediente se saldó con 1.750 despidos (y 350 recolocaciones) y los trabajadores se fueron con 40 días de indemnización por año trabajado. Y para otros 220 empleados de más de 57 años Indra ha pactado jubilaciones anticipadas, con complemento hasta el 80% del salario bruto hasta los 63 años.

Uno de los argumentos que puso encima de la mesa Indra para justificar su reestructuración era la obsolescencia de cualificaciones de determinados perfiles. Y como alternativa a los despidos la empresa ha registrado un erte de seis meses para 125 empleados, que estarán obligados a realizar un curso de formación. Indra les asegurará, vía complemento a la prestación de paro, entre el 70% y el 90% de su sueldo. Y a otros 100 trabajadores la compañía ha forzado una reducción salarial, que no afectará a ninguna categoría que cobre menos de 41.000 euros al año.