Fondos europeos

Sánchez anuncia 1.500 millones hasta 2023 para impulsar el hidrógeno verde

El presidente del Gobierno defiende que España puede ser "potencia mundial" en energías limpias

España destinará más de 1.500 millones al impulso del hidrógeno verde. En la foto, Pedro Sánchez, Carmen Calvo y Pablo Iglesias en el Congreso. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves que España destinará más de 1.500 millones de los fondos europeos en los próximos tres años para impulsar el desarrollo del hidrógeno verde, una tecnología poco competitiva por su elevado precio pero que pretende ser el acompañante ideal de las renovables para cumplir el objetivo de descarbonizar la economía en el año 2050. "España cuenta con todos los requisitos para ser una potencia mundial de energía limpia", ha asegurado Sánchez, tras reiterar que igual que somos líderes en tecnología y producción propia de energía eólica "podemos ser líderes en hidrógeno verde".

El hidrógeno renovable, producido a partir de agua, el único residuo que produce es oxígeno, por lo que se trata de un vector tecnológico plenamente limpio si se combina con energías renovables. Y puede ser utilizado en aquellos usos que no pueden ser electrificados, como es la gran industria --especialmente el sector del refino, químico, siderúgico o el de la creación de fertilizantes-- el transporte, y desde el punto de vista del almacenamiento sirve para alcanzar el objetivo de un sistema eléctrico plenamente renovable.

Según la hoja de ruta aprobada por el Consejo de Ministros en el mes de octubre, España prevé instalar antes de 2030 4 gigavatios de electrolizadores (máquinas para producir hidrógeno) –el 10% del objetivo de la Unión Europea para esa fecha-- y tener un 25% del consumo industrial de origen renovable. Además de 150 autobuses, 5.000 vehículos ligeros y pesados, 2 líneas de trenes comerciales propulsadas con hidrógeno renovable y un mínimo de 100 'hidrogeneras'.

Cifras que ha vuelto a recordar el presidente del Ejecutivo y para las que se estima una inversión necesaria de 8.900 millones de euros por parte del sector privado que contará con la ayuda del sector público –en palabras de Sánchez— con 1.500 millones de los fondos europeos hasta 2023. Además, según Sánchez, en el proyecto de Presupuestos 2021, el Ejecutivo ha pintado 100 millones de euros destinados a financiar "hasta a 60 empresas". 

"España tiene una oportunidad única y un posicionamiento envidiable para aprovechar este momento", ha asegurado el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Frans Timmermans. Por su parte, la comisaria europea de Energía, Kadry Simson, ha anunciado la creación de un marco regulatorio a nivel europeo para esta tecnología que verá la luz en la segunda mitad del año 2021 y ha destacado la importancia de tener un portfolio de proyectos concretos para crear músculo y reducir el coste de esta tecnología, todavía muy incipiente, así como "escalar" en el desarrollo de la cadena de valor. 

Tres claves

España cuenta con una pequeña industria dentro de la cadena de valor del hidrógeno con compañías que desarrollan pilas de hidrógeno, como Ariema o la albaceteña Ajusa; hidrogeneras (estación de hidrógeno en vez de combustible), como la aragonesa Calvera o la sevillana Clantech; autobuses y trenes propulsados por esta tecnología, como los que desarrollan Talgo y CAF, o electrolizadores (máquinas para producir hidrógeno) como la sevillana H2B2 y en un futuro, la nueva Iberlyzer.

Y las principales empresas energéticas nacionales (Iberdrola, Endesa, Naturgy, Acciona, Repsol y Enagás) abogan por impulsar esta tecnología, en mayor o menor medida. Sin embargo, según han coincidido los primeros espadas de estas compañías hay tres factores que serán claves para su desarrollo: que la industria consiga el tamaño suficiente –se necesitan electrolizadores de cientos de megavatios, mientras que en la actualidad el más grande será de 20 megavatios--; establecer un marco regulatorio adecuado y reducir el coste eléctrico, para hacerlo más competitivo.

Además, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez-Galán, ha insistido en que para liderar esta tecnología la apuesta debe ser "urgente" para evitar que a España le 'ganen' países como Australia, Arabia Saudí o Chile que "empiezan a crecer muy rápidamente" y ha puntualizado que, en este caso, la subvención que se necesita es "inferior" a la que se necesitó hace una década para impulsar la industria fotovoltaica que era "cinco veces el precio de la energía en aquel momento".

Proyectos

Por el momento, España tiene en proyecto, como mínimo, la creación de una planta de producción de hidrógeno más grande de Europa de la mano de Iberdrola y Fertiberia en Puerto Llano, donde se encuentra el Centro Nacional del Hidrógeno; una estación de suministro de hidrogeno que llegará al Puerto de Valencia en el año 2021 y lo convertirá en el primero de Europa con vehículos portuarios de hidrógeno; una planta de vehículos de cero emisiones a partir de hidrógeno verde en Bilbao de Petronor o la línea ferroviaria que unirá Canfranc (Zaragoza) con Pau (Francia).

Te puede interesar

Además, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha anunciado que el Gobierno ha puesto en marcha hasta el 19 de diciembre una convocatoria de proyectos para que todos los interesados envíen sus propuestas en el ámbito del hidrógeno verde (deben indicar cómo puede ayudar el proyecto, en qué fase de la cadena de valor se sitúa, mecanismos necesarios para encontrar la viabilidad financiera de la iniciativa, qué aporta en la carrera hacia la descarbonización y qué ahorro de dióxido de carbono (CO2) suponen).

Repsol: Prevé invertir entre 2.200 y 2.900 millones de euros en proyectos de hidrógeno verde en el periodo 2021-2026, según ha anunciado su consejero delegado, Josu Jon Imaz. La compañía consume el 72% del hidrógeno de España y es el principal productor del país.