24 nov 2020

Ir a contenido

reformas legislativas

Foment crea un lobi jurídico para acelerar la llegada de los fondos europeos

La patronal dirigida por Josep Sánchez Llibre coordina un grupo jurídico formado por los bufetes de Roca Junyent, Uría Menéndez, Cuatrecases, Garrigues, PwC y EY

El Periódico

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre.

El presidente de Foment, Josep Sánchez Llibre.

La patronal catalana Foment del Treball ha reforzado su oficina técnica para hacerle llegar a la Administración sus propuestas de reforma para acelerar la llegada de los fondos europeos. La entidad presidida por Josep Sánchez Llibre ha formalizado un grupo jurídico coordinado por el despacho de abogados Roca Junyent y que contará con los servicios de los bufetes especializados de Uría MenéndezCuatrecasesGarriguesPwC y EY. Así lo ha hecho público Foment este martes en un comunicado, en con el objetivo de influir en el Gobierno para que, entre otros, modifique la ley de contratos públicos para agilizar el trámite de la captación, asiganción y gestión de los fondos europeos.

El grupo de trabajo constituido este martes por Foment pretende "ayudar a garantizar la más eficiente, rigurosa y ágil utilitzación de los fondos en beneficio de la economía catalana y de la ocupación", según ha manifestado la patronal en su comunicado. Pues la patronal pretende influir en las decisiones de las diferentes administraciones para que aprueben reformas que aceleren la implementación de los fondos europeos.

En este sentido, la CEOE ya hizo llegar al Gobierno una propuesta de reforma de la ley de contratos públicos, vía real decreto ley, con la voluntad de que el Ejecutivo permitiera equiparar los ritmos de licitación de los proyectos europeos a los de urgencia. "Es necesario que los procedimientos públicos de las administraciones estatales y autonómicas den agilidad a las propuestas, y que estas no queden atrapadas en la fase de tramitación pública", ha añadido Foment en su nota.

Foment del Treball avanza así en su estrategia para ejercer de puente entre las empresas catalanas y parte de los 142.000 millones de euros preasignados a España desde la Unión Europea (UE) para costear la reconstrucción y la modernización de la economía.  Las patronales pretenden jugar un rol asesor e informativo de cara a conectar los posibles proyectos que vayan surgiendo con las compañías que podrían estar interesadas en movilizar capital propio para atraer esos recursos europeos.