generalitat

El Homrani cesa a Ginesta como su segundo al frente de Treball

Oriol Amorós, hasta ahora secretario de Igualtat, Migracions i Ciutadania asume el cargo de secretario general del Departament

El secretario general de Treball, Josep Ginesta (izquierda) y el ’conseller’ de Treball, Chakir El Homrani.

El secretario general de Treball, Josep Ginesta (izquierda) y el ’conseller’ de Treball, Chakir El Homrani. / Andrea Zamorano (ACN)

Se lee en minutos

Gabriel Ubieto

El 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, ha cesado al que hasta ahora era su número 2, Josep Ginesta, en el cargo de secretari general en el Departament de Treball, Afers Socials i Famílies. El sucesor de Ginesta será Oriol Amorós, hasta ahora secretario de Igualtat, Migracions i Ciutadania. Así lo ha comunicado el Departament en una nota en la noche de este lunes. El Homrani releva así al que durante toda la legislatura había sido su segundo al mando y que ya lo fue durante el mandato de la anteriora 'consellera' Dolors Bassa. No es el único cese anunciado por Treball y es que el hasta ahora secretario de Afers Socials, Francesc Iglesies, será relevado por Marta Cassany, hasta ahora responsable de Treball en Tarragona.

El cese de Ginesta se produce una semana después de la polémica por la gestión de las 10.000 ayudas para los trabajadores autónomos, en la que los servidores de la Generalitat colapsaron. Si bien desde Treball se defendió que la fallida se debía a un problema técnico, competencia de la 'conselleria' de Polítiques Digitals, finalmente El Homrani ha optado por relevar en el cargo a su 'número dos'. Treball fue criticado por el diseño de las ayudas, tachadas estas de excesivamente genéricas y que ello promovió la avalancha de solicitudes. La decisión de cesar a Ginesta se ha tomado tras este episodio y no es algo que se meditara desde hace meses, según han confirmado fuentes conocedoras.

No es la única polémica que arrastra la 'conselleria' de Treball en las últimas semanas y que, colateralmente, provoca un choque entre socios de Govern. Antes del episodios de las ayudas para autónomos, fue el propio 'conseller' de Treball, Chakir El Homrani, quién provocó un incendio con unas declaraciones en una entrevista en la que alertó de posibles multas a las empresas que no aplicarán el teletrabajo. La portavoz del Govern, Meritxell Budó, y el 'conseller' de Empresa, Ramon Tremosa, contradijeron a El Homrani y rechazaron la posibilidad de imponer sanciones. Posteriormente y durante esa misma mañana el entonces secretari general de Treball, Josep Ginesta, matizó las declaraciones de El Homrani. 

El cese de Ginesta y la promoción de Amorós dejan en manos de Enric Vinaixa, el actual director de relaciones laborales de la 'conselleria', el pilotaje de las competencias en materia laboral. Hasta ahora Josep Ginesta había sido el 'hombre fuerte' de El Homrani, multiplicando su presencia en las mediaciones de mayor nivel que llegaban al Departament de Treball. Presente en el acuerdo de Nissan, en las huelgas del personal de tierra de Iberia de hace dos veranos y en la mayoría de negociaciones en los eres de cierta magnitud registrados en el número 148 de la calle Sepúlveda, de Barcelona.

Renovación de la cúpula

Te puede interesar

Cae Ginesta y cae también Francesc Iglesias. El Homrani también nombrará en el Consell Executiu de este martes a Marta Cassany como la nueva secretaria d’Afers Socials i Famílies, relevando en el cargo a Francesc Iglesies, hombre fuerte en la 'conselleria' en lo que respecta a la gestión de la Renta Garantida. Cassany era hasta ahora la directora del Serveis Territorials de Treball, Afers Socials i Famílies en la provincia de Tarragona.

La gestión de las residencias de la tercera edad, competencia de Afers Socials, es la otra gran polémica que arrastra El Homrani en sus casi dos años al frente de la 'conselleria'. Al inicio de la pandemia las competencias en esta materia las desarrolló Treball, aunque posteriormente y tras el caos de las primeras semanas fue la 'conselleria' de Salut la que se hizo cargo de las mismas. "Esta reestructuración tiene como objetivo reforzar con nuevas perspectivas las dos áreas clave del Departament –Afers socials y Treball- para los próximos meses, que estarán centrados en las consecuencias de la crisis social y laboral sobre la ciudadanía", según ha argumentado la 'conselleria' en su nota de prensa.