24 nov 2020

Ir a contenido

Ayudas a la industria

Puig se ofreció para producir geles hidroalcohólicos en plena crisis sanitaria

La multinacional adaptó su fábrica de Vacarisses para la elaboración de un producto nuevo para cubrir las necesidades de la demanda

Eduardo López Alonso

Línea de producción de geles de Puig en Vacarisses. 

Línea de producción de geles de Puig en Vacarisses. 

La multinacional Puig fue una de las primeras empresas españolas en poner a disposición de la Administración su capacidad productiva para cubrir las necesidades sanitarias abiertas por el covid. La firma se ofreció para fabricar soluciones hidroalcohólicas e higienizantes conscientes de que era necesario proveer de manera extraordinaria a la sociedad y al sistema sanitario de este tipo de productos en la lucha contra el coronavirus.

Aunque Puig no es fabricante de este tipo de soluciones, la dirección de la firma era consciente de que tenía los medios necesarios para transformar sus líneas de producción. Los geles hidroalcohólicos se empezaron a producir en la planta de la firma en Vacarisses (Vallès Occidental) para cumplir con las necesidades establecidas, siguiendo indicaciones del Ministerio de Sanidad. Como consecuencia de este esfuerzo, la firma catalana ha recibido una ayuda del Estado para cubrir las inversiones realizadas en la nueva línea de productos.

Actualmente se producen 20.000 unidades diarias de 500ml, destinadas a la protección de centros sanitarios, residencias de la tercera edad, fuerzas de seguridad del Estado y empresas con actividad laboral. Asimismo, también se ha puesto a disposición toda la red logística de la compañía, con la que se distribuyen los productos entre los distintos centros designados por las autoridades.

Complementariamente a esta colaboración con la Administración, la elevada demanda de este tipo de soluciones hidroalcohólicas como una de las medidas preventivas recomendadas por la OMS y el gran número de peticiones recibidas de forma particular ha llevado a la compañía a ampliar la disponibilidad de estos productos y ponerlos a disposición de toda la sociedad.

Entre los meses de marzo y julio se han producido y envasado un total de 487.000 litros de geles hidroalcohólicos para la desinfección y limpieza de manos, para lo que fue necesario ampliar las compras de alcohol. Cerca de un millón de unidades se han destinado a la protección de centros sanitarios, residencias y fuerzas de Seguridad del Estado. Para poder llevar a cabo estas producciones, durante los meses de marzo y abril se llevaron a cabo ensayos de formulación, compatibilidad y pruebas de efectividad viricida, bactericida, fungicida y biocida por parte del departamento de investigación y desarrollo de Puig. 

La nueva producción obligó a la búsqueda rápida y ensayos de compatibilidad de formatos de envases, bombas y embalajes, con disposición inmediata, con la consiguiente adaptación de las líneas de envasado para los nuevos formatos de envases.