260.000 beneficiarios

Luz verde del Gobierno al subsidio para parados sin ingresos

El Consejo de Ministros desatasca una ayuda de 430 euros durante tres meses y que lleva pendiente de aprobar desde el mes de julio

Los sindicatos denuncian un incumplimiento de lo pactado con ellos, pues el subsidio aprobado llegará a la mitad de las personas previstas inicialmente

Personas a las puertas de las oficinas públicas de empleo para tramitar sus prestaciones o realizar consultas.

Personas a las puertas de las oficinas públicas de empleo para tramitar sus prestaciones o realizar consultas. / Jordi Cotrina (El Periódico)

3
Se lee en minutos
Gabriel Ubieto
Gabriel Ubieto

Redactor

Especialista en Mercado laboral, empresas, pensiones y las diferentes derivadas del mundo del trabajo

Escribe desde Barcelona

ver +

Luz verde, tras cuatro meses de espera, al subsidio para parados sin ingresos. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes esta ayuda de 430 euros para unas 260.000 personas en el desempleo y con todas sus prestaciones agotadas. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha conseguido el apoyo que hasta ahora se le ha resistido en el seno del Gobierno y da cumplimiento así a una medida que desde finales de julio tiene pactada con la patronal y los sindicatos. A costa, no obstante, de reducir la cobertura pactada con estos. El debate sobre este subsidio entró en el orden del día del cónclave Ejecutivo a última hora, tal como adelantó EL PERIÓDICO, y finalmente ha contado con el aprobado del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

La medida aprobada este martes por el Ejecutivo consiste en un pago de 430 euros (el 80% del actual Iprem) durante un periodo de tres meses para todas aquellas personas que estuvieran en paro y hubieran agotado su prestación entre los meses del 14 de marzo al 30 de junio de este 2020. El debate final en el Consejo de Ministros ha reducido la cobertura que se había pactado con patronal y sindicatos y serán unos 260.000 los potenciales beneficiarios, frente a los 550.000 en la que se concretó en julio. Pues inicialmente se pactó que la medida contemplara a los parados que hubieran agotado la prestación entre marzo y septiembre. 

El espíritu de la medida es dotar de un salvavidas de emergencia a aquellas personas que durante el primer confinamiento agotaron su prestación y debido a las restricciones no tenían modo de encontrar un nuevo empleo para mantener sus ingresos. Es por ello que el planteamiento es de tres meses, pues pretende ser un ingreso mínimo para esos tres meses y una semana que duró el primer estado de alarma. Este subsidio no será compatible con la percepción del ingreso mínimo vital (IMV), una renta mínima autonómica o ayudas análogas de cualquier administración pública.

La pugna en el seno del Gobierno ha encallado hasta este martes este subsidio. El pasado 29 de julio Trabajo y agentes sociales cerraban un acuerdo en el marco del diálogo social para su implementación. Y desde entonces las reticencias de ministerios con elevada ascendencia sobre las finanzas públicas habían impedido la materialización del subsidio. "No voy a entrar en si hay ministerios buenos o malos, cuando nosotros cerramos un acuerdo lo hacemos con el Gobierno de España y deben cumplirlo", resume un dirigente sindical conocedor de las conversaciones.

Malestar sindical: "Llega tarde y mal"

Finalmente las condiciones del redactado último no cumplen con lo acordado y, a nivel de cobertura, son más cercanas a la primera oferta trasladada a los agentes sociales (unas 200.000 personas), que a las que se acabó pactando con los mismos (550.000 personas). "Llega tarde y mal", han resumido los sindicatos en un comunicado conjunto. "CCOO y UGT nos preguntamos si va a ser necesario establecer medidas adicionales para el nuevo estado de alarma que se extiende hasta el próximo mes de mayo", han añadido. 

Yolanda Díaz ha impuesto su criterio, el Consejo de Ministros se ha pronunciado y el subsidio saldrá publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de este miércoles. Lo hará en el marco de un real decreto con una batería de medidas para ayudar al sector cultural, entre las cuales figura la renovación de la prestación por desempleo para artistas de espectáculos públicos. El nuevo subsidio para parados sin ingresos se vehiculará a través del SEPE y queda pendiente detallar los plazos y documentos necesarios para solicitarlo.

Noticias relacionadas

Prestación para artistas y ayuda para técnicos y taurinos

El Consejo de Ministros también ha dado salida a la prórroga de la prestación por desempleo de los artistas en espectáculos públicos. Una medida, cuyo importe asciende a 735 euros mensuales, cuyo acceso queda alargado hasta el 31 de enero y a la cual podrán acogerse también los trabajadores del sector taurino, que comparten epígrafe. Como complemento, Trabajo ha dispuesto un subsidio por desempleo excepcional para personal técnico y auxiliar de la cultura que haya trabajado de forma temporal y por cuenta ajena. Este será de 430 euros mensuales, por un periodo de tres meses. Para costear estas dos ayudas al sector cultural el erario público dispondrá de un presupuesto de cerca de 115 millones de euros.