sector aéreo

El Gobierno aprueba el plan de rescate de Air Europa

La SEPI podrá decidir sobre futuras alianzas y tendrá dos representantes en el consejo de administración

La compañía recibirá un crédito participativo de 240 millones de euros y otro odinario de 235 millones

Airbus 330-300 de Air Europa, aerolínea de Globalia.

Airbus 330-300 de Air Europa, aerolínea de Globalia. / EFE / ALBERTO ATIENZA

3
Se lee en minutos
Max Jiménez Botías

El Consejo de Ministros ha aprobado las ayudas de 475 millones de euros para que Air Europa pueda afrontar la crisis en la que se encuentra la sociedad participada por Globalia, de la familia Hidalgo, según ha confirmado la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero.  El rescate consiste en un préstamo participativo de 240 millones y otro ordinario de 235 millones. Ambos deberán ser devueltos en seis años.

Montero ha comentado durante la rueda de prensa, que la aprobación del plan de viabilidad supone determinadas condiciones que debe cumplir la compañía, entre ellas que la Sociedad de Participaciones Industriales (SEPI) deberá tomar parte en la decisión que se tome sobre la autorización de operaciones de compraventa o alianzas con otras aerolíneas. Hay que recordar que Air Europa se encuentra en un proceso de integración con Iberia, que en estos momentos esta pendiente de una revalorización de la aerolínea de la familia Hidalgo y de la aprobación de las ayudas por parte de la Unión Europea. "La SEPI se reserva su capacidad para dar opinión y trasladar criterios en esta operación", ha comentado Montero.

Asimismo, la SEPI se reserva la posibilidad de participar en el nombramiento del consejero delegado de Air Europa, así como el nombramiento de dos representantes en el consejo de administración de la compañía, "para garantizar que el dinero se emplea en la compañía tenga la mayor eficiencia posible", ha destacado la portavoz. La SEPI, además, tendrá que se autorizar cualquier reestructuración laboral que plantee la compañía. 

Montero ha recordado que se trata de una compañía estratégica y es segunda aerolínea en el 'hub' de Madrid, por lo que debe facilitarse la transición para, superada la pandemia, pueda recuperar toda su actividad y conexiones internacionales con Lationameríca y con Canarias. La decisión del gobierno se sustenta en el hecho de que Air Europa es la segunda aerolínea española con mayor número de autorizaciones para volar a destinos internacionales. Lo hace a 130 en 60 países, lo que implica un importante impacto en el sector turístico español, puesto que una elevada cuota de sus pasajeros está ligada a destinos turísticos y de ocio. Su dimensión en términos de ingresos es también muy relevante ya que supone el 18% de la cifra global del conjunto de las compañías aéreas españolas.

"Esta aerolínea presta un servicio esencial para asegurar la adecuada conectividad de España, tanto en vuelos domésticos como internacionales, al mantener rutas donde su presencia contribuye decisivamente a garantizar una adecuada oferta, favoreciendo así a los usuarios", destacó el Ministerio de Hacienda, de quien depende la SEPI, en una nota..

Primer rescate

Este rescate es el primero que el Gobierno español canaliza a través del Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestiona la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

La SEPI aprobó la semana pasada una inyección de 475 millones de euros para dar oxígeno a la compañía que se encuentra en una situación crítica tras el desplome del tráfico aéreo por las restricciones a la movilidad derivadas del coronavirus.

Cambios en el plan de viabilidad

Noticias relacionadas

La SEPI iene que aportar a la compañía aérea 75 millones más de lo previsto en un primer momento para impulsar su viabilidad. No obstante, el rescate todavía debía ser aprobado por el Consejo de Ministros, cosa ha ocurrido este martes, y por la Unión Europea. Globalia, la hólding del grupo dio su visto bueno a la nuevas condiciones introducidas en el plan de viabilidad aprobado por la SEPI la semana pasada.

A este rescate hay que sumar el préstamo de 140 millones de euros concedido con el aval de ICO que aprobó el Gobierno en mayo. Así, las ayudas a la aerolínea del grupo Globalia ascenderían a más de 600 millones de euros, además de la compensación pública a los cerca de 15.000 trabajadores que la compañía de la familia Hidalgo todavía mantiene sujetos a un expediente de regulación temporal de empleo (erte).