BANCA

Los cinco grandes bancos españoles ya han recortado 1.728 empleos este año

BBVA, Santander y Sabadell son los que más reducción de plantilla han presentado desde finales de 2019

Se han cerrado 769 oficinas, una cifra que se ha incrementado notablemente con 400 cierres entre enero y junio

Oficina del Banco Santnader, junto a otra del Popular.

Oficina del Banco Santnader, junto a otra del Popular.

Se lee en minutos

El Periódico

El sector bancario español afronta un 2020 complicado, no solo por la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, sino por las últimas noticias de fusiones, cierres de oficinas y reducciones de plantilla. Según los datos facilitados por las cinco grandes entidades financieras españolas (BBVA, Santander, Bankia, CaixaBank y Sabadell), 1.728 personas han abandonado su empleo en la banca y se han cerrado 769 oficinas en lo que va de año.

Las últimas cifras correspondientes a septiembre señalan que estos descensos se han incrementado especialmente desde el primer semestre del año, cuando cerca de 1.400 empleados dejaron su puesto de trabajo y se cerraron 274 oficinas.  Desde finales del pasado año las plantillas de las entidades financieras se adelgazaron un 1,4% y la red de oficinas se redujo un 5,45%

Un 2021 complicado

Por entidades, el BBVA es quien realizó un mayor ajuste tanto de oficinas como de empleados. En el primer semestre del año anunció que había cerrado 109 oficinas, y en septiembre ya eran 121, teniendo previstas cerrar 160 a final de año, ajustes que pueden seguir en 2021. La entidad es, junto al Santander, la que más reducciones ha realizado con 800 y 577 empleados menos, respectivamente. Precisamente el Santander ha anunciado esta semana que llevará a cabo un expediente de regulación de empleo (ere) en los próximos meses (se estima un recorte de tres mil empleados). Hasta septiembre ya había clausurado 125 oficinas.

Te puede interesar

CaixaBank lleva acumulados 232 cierres hasta septiembre, con una reducción de empleados de solo 45 empleados. Bankia, cuya absorción por parte de CaixaBank está al caer, ha cerrado este año 148 oficinas, prescindiendo de 75 empleados. La operación estima que se podría abordar la necesidad de prescindir de 7.000 empleos.

El Sabadell, por su parte, ha cerrado 148 oficinas en España y mandado a casa a 219 empleados. La entidad tiene prevista un ajuste organizativo con la automatización de actividades (como están haciendo todos los bancos con la pandemia) y la reducción de estructuras regionales. Entre 1.800 y 2.000 empleados podrían salir de la entidad según señala Europa Press, la mayoría de ellos con bajas voluntarias y prejubiliaciones, y tiene previsto cerrar 230 oficinas antes de que acabe el año.