AUTOMOCIÓN

La producción de vehículos en el Reino Unido cae a niveles de 1999

En septiembre la producción cayó un 5% hasta las 114.732 unidades por culpa del desplome de la demanda estadounidense

La industria británica va camino de producir menos de un millón de coches en 2020, una cifra que se ha superado siempre desde 1999

Jaguar Land Rover produce vehículos en el Reino Unido.

Jaguar Land Rover produce vehículos en el Reino Unido. / JAGUAR-LAND ROVER

Se lee en minutos

Àlex Soler

La industria automovilística británica va camino de presentar el peor dato de producción del siglo. Concretamente, según datos de la Sociedad de Fabricantes y Comerciantes de Motores del Reino Unido (SMMT), en septiembre salieron 114.732 vehículos de las plantas británicas, un 5% menos respecto al mismo mes del año pasado. Pese a que sus factorías han recuperado cierto ritmo productivo desde el parón provocado por el coronavirus, lo más probable es que al cierre del año se hayan ensamblado menos de un millón de unidades en total, una cifra que desde 1999 siempre se ha superado.

Además del parón casi total en el Reino Unido entre abril y mayo, que lastró la cifra de todo el año, la SMMT apunta al desplome de la demanda de vehículos 'made in UK' en Estados Unidos como la enésima dificultad a la que se enfrenta su industria. Según sus datos, la mayoría de vehículos producidos en las islas se destinan a los mercados europeos y a Estados Unidos y mientras las exportaciones a Europa cayeron un 3,3% en septiembre, los envíos al país norteamericaron descendieron un 30% respecto a septiembre de 2019. La subida de la demanda local, del +14,5%, no ha podido compensar el dato estadounidense.

El Brexit puede ser demoledor

Te puede interesar

Desde la SMMT admiten que las previsiones no son nada buenas. A una segunda ola del coronavirus, que amenaza con volver a afectar a la demanda, se le suma el Brexit como el gran problema para la industria británica. Las noticias desde Bruselas y desde el Palacio de Westminster no auguran una divorcio ordenado entre el Reino Unido y Europa, hecho que 'de facto' impondrá nuevos impuestos y aranceles a la importación y exportación de vehículos y componentes, encareciendo los vehículos británicos en Europa, y también los europeos en el Reino Unido.

La SMMT pide en un comunicado que se trabaje para conseguir una salida de la UE con un acuerdo que permita a la industria automovilística seguir trabajando sin aranceles. "Con una producción afectada por el coronavirus, el impacto adicional de un Brexit sin acuerdo sería devastador para el sector, sus trabajadores y sus familias", adite la SMMT.