Seguridad Social

El fondo público de pensiones será cuatro veces más barato que los privados

La comisión máxima del plan promovido por el Gobierno será del 0,40% frente al 1,5% del modelo actual

Escrivá apuesta por un guiar la subida de las pensiones con el IPC medio de un periodo y no, con el de un mes

El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados, el 9 de septiembre.

El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados, el 9 de septiembre. / EFE

Se lee en minutos

Rosa María Sánchez

El ministro de Inclusión, Seguridad Social e Inmigraciones, José Luis Escrivá, presenta el nuevo fondo público de pensiones de empleo como la alternativa a los "extraordinariamente caros" que en estos momentos ofrece el sector privado. En una rueda de prensa para explicar el capítulo relativo a su ministerio en el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2021, Escrivá adelantó este viernes algunos de los detalles sobre el nuevo fondo público de pensiones complementarias de carácter abierto que pretende auspiciar el Estado en el plazo máximo de un año, según el mandato incorporado en la ley presupuestaria.

El objetivo es que la comisión de gestión del fondo público se sitúe por debajo del 0,4% del patrimonio de cada partícipe, casi cuatro veces por debajo de la comisión máxima del 1,5% que aplica en la actualidad el sector privado. Los planes aplican además una comisión de depósito de hasta el 0,20% que también podría ser inferior en el caso del plan promovido por el Ministerio de Inclusión.

"Las comisiones son inaceptablemente altas en los planes privados, es un producto muy caro y tenemos que conseguir que lleguen a un porcentaje más amplio de la población, pues hay colectivos a los que no están llegando estos planes colectivos", dijo Escrivá. "Es un producto extraordinariamente caro. Gran parte de los beneficios fiscales acaba en los intermediarios financieros", añadió, señalando al sector representado por las patronales de inversión colectiva Inverco y Unespa que han mostrado su rechazo a la decisión del Gobierno de rebajar de 8.000 a 2.000 euros, a partir del 2021 la aportación máxima anual a un plan individual de pensiones con derecho a deducción. Al mismo tiempo la aportación máxima a un plan de empleo se ha elevado de 8.000 a 10.000 euros al año.

Gestora y depositaria independientes

El propósito del Gobierno con esta medida fiscal y, sobre todo, con el nuevo fondo público de pensiones de carácter abierto es abrir a autónomos, pymes y jóvenes los planes de ahorro para prestaciones complementarias de cara a la jubilación. "Queremos que esto se desarrolle a través de la negociación colectiva y con un enfoque muy sectorial", dijo el ministro.

Y aunque Escrivá evitó cifrar el patrimonio que podría acumular un fondo de estas características sí anticipó que será "muy poderoso" y que "introducirá una competencia en el sistema complementario de pensiones muy grande". 

El fondo promovido por el Ministerio será gestionado por una entidad seleccionada por concurso abierto y custodiado por una depositaria independiente. En ese concurso público se limitará el cobro de comisiones. El Ministerio ejercerá "un papel vigilante" para asegurar que también se cumplen los objetivos de "simplicidad, seguridad y rentabilidad". La política de inversiones del fondo de pensiones no podrá ser modificada, salvo con autorización expresa del Ministerio de Inclusión. Además, el Departamento tendrá derecho de veto en relación a las decisiones que afecten a la estrategia de inversión y a la sustitución de las entidades gestora y depositaria.

Reforma de las pensiones

El ministro Escrivá manifestó su propósito de llevar al Congreso de los Diputados una reforma legal del sistema de pensiones lo antes posible. De momento, dijo, el proyecto de Presupuestos del Estado para el 2021 ya avanza en algunas de las recomendaciones de las nuevas recomendaciones del Pacto de Toledo.

Así, los Presupuestos incluyen una subida general de las pensiones del 0,9% para el año próximo. También incorporan una nueva transferencia del Estado a la Seguridad Social de casi 14.000 millones para cubrir parte de los más de 20.000 millones identificados como "gastos impropios del sistema", tales como las prestaciones por nacimiento y cuidado de menores, reducciones en las cuotas por contratación, o el equivalente a dos puntos de cotización por desempleo.  Con ello, según Escrivá, se “espera dar certidumbre a los pensionistas actuales y futuros al dejarse de visibilizar en las cuentas de la Seguridad Social un déficit que procede de políticas públicas que son importantes pero que no deben pagarse con cotizaciones sociales”. La asunción de los gastos impropios de la Seguridad Social por parte del Estado permitirá equilibrar las cuentas de la Seguridad Social en el 2023, según el ministro.

 La reforma de las pensiones incluirá un nuevo mecanismo "permanente, predecible y conocido" para mantener el poder adquisitivo de las pensiones a partir del IPC real. El Ministerio de Inclusión se inclina por tomar como referencia "un IPC medio para un determinado periodo", que podría ser de 12 meses, en lugar de adoptar el dato de un solo mes, como sucedía en el pasado respecto al dato de inflación del mes de noviembre.

Te puede interesar

La reforma de las pensiones también incluirá cambios en el régimen de prejubilaciones. El ministro Escrivá dijo este jueves que es intención del Gobierno cambiar la ley para que los porcentajes de reducción se apliquen sobre la pensión a percibir y no sobre la base reguladora, como sucede en la actualidad, tras constatar que este sistema penaliza más a las rentas más bajas. 

Además, el Ministerio debe atender la petición del Pacto de Toledo para prestar una solución en el plazo máximo de tres meses a las prejubilaciones en el caso de carreras largas de cotización.