24 nov 2020

Ir a contenido

COMERCIO

El Black Friday será más 'on line' que nunca

Un estudio de Privalia apunta a que la pandemia hará que el 89% de las compras se hagan por internet

El sector logístico prepara contrataciones para cubrir el alza de la demanda de transporte

Eduardo López Alonso

Un escaparate anuncia los descuentos Black Friday en París. 

Un escaparate anuncia los descuentos Black Friday en París.  / AFP

Black Friday será este año más 'on line' que nunca. La pandemia y el cambio de hábitos de consumo con el auge del comercio electrónico se han conjurado para que la jornada de descuentos típicamente estadounidense se vaya a desarrollar principalmente lejos de las tiendas físicas este año en España. La jornada de descuentos organiza a nivel mundial el último viernes de noviembre. En años anteriores se constató la importancia de que los compradores se aseguren de que el precio es un descuento real con respecto al precio hace unos meses, aunque la mayoría de las grandes plataformas como Amazon y Aliexpress llevan varios meses preparando la fecha y disponen de productos especialmente destinados para esta etapa de descuentos de la recta final del año. 

Según el estudio 'Black Friday 2020 de Privalia', el 51% de los españoles asegura que este año realizará más compras a través de internet que el año pasado debido al virus. Según estas previsiones, el canal 'on line' representará el 89% de las compras, mientras que la tienda física solo el 11%.

Sin pontificar sobre la previsión de estudios de tendencias todavía por confirmar, lo cierto es que la era de las mascarillas no invita al gasto por muchas ofertas que haya, salvo que lleguen a casa como si de un regalo se tratasen. El 69% de los españoles accederá a las ofertas de Black Friday a través del móvil o terminales móviles y, principalmente, mediante grandes plataformas de comercio electrónico como Amazon. En epocas de alergia a las aglomeraciones, esa previsión es creíble, aunque todavía es pronto para aventurar si los últimos brotes irán a más o menos y la influencia que tendrá en la evolución del gasto de las familias, que según muchos expertos tiende a recortarse drásticamente.

Según la encuesta apadrinada por Pivalia, la mitad de la población española confía en que habrá descuentos mayores a los del año pasado debido a la acumulación de estoc y la necesidad de reactivar el consumo. Un tercio afirma que comprará más que el año pasado y el importe será mayor. Si en el 2019, un 62% de la población tenía pensado gastar entre 100 euros y 300 euros y solo el 10% preveía comprar por más de 300 euros, este año la previsión de gastar más de 300 euros aumenta hasta el 19%.

Destino del gasto

Los viajes están fuera de la lista de la compra de este año. Lo mismo que las cenas en restaurantes y las salidas de bares. En consecuencia, los expertos en consumo consideran que existe una posibilidad creíble de que los consumidores con capacidad para consumir gasten más en productos. ¿En cuáles? Los estudios de privalia apuntan a la moda, aunque a juzgar por la falta de afluencia a los comercios físicos de las principales cadenas de moda en España en las últimas semanas la idea de que el 71% de los gastos se destinarán a este capítulo es difícil de aceptar sin dudas razonables. Si se producen nuevos periodos de confinamiento, las necesidades de ropa y calzado se reducen drásticamente. En cambio, la equipación deportiva va bien. Y la venta de tecnología tiene buenas perspectivas. Algunas empresas del sector como Logitech ya reconocieron públicamente el impacto positivo de la pandemia en sus ventas. 

Sector logístico

Otro indicador de la previsión de ventas de Black Friday este año lo ofrecen las empresas logísticas, que ya han tenido que diseñar sus planes empresariales para transportar el aluvión de productos comprados por internet. XPO, una firma muy vinculada al transporte de grandes empresas pero también sensible a la demanda de comercio electrónico, asegura que contratará a 4.000 personas para la campaña de Black Friday y Navidad en España: la plantilla de la compañía aumenta un 66% con respecto al resto del 2020 (10.000 empleados en total por los 6.000 el resto del año) y un 60% más en comparación con el Black Friday del año pasado (de los 2.500 nuevos de 2019 a 4.000 en el 2020).

Los empleos que creará esta empresa se centrarán Castilla-La Mancha, principalmente Guadalajara y Toledo, donde se concentran los cinco almacenes de XPO Logistics destinados a la preparación de pedidos de ecommerce de grandes marcas, que ya se están preparando para "la mayor campaña de Black Friday y Navidad de los últimos años", aseguran. Los puestos requeridos son de mozos de almacén y gestión de productos de comercio electrónico. Los empleados, que se encargarán de la preparación de pedidos y de la ubicación y gestión del estoc entre otras funciones, recibirán formación previa vinculada a su nuevo puesto de trabajo.

En el caso de Seur, la firma ha anunciado que después de haber incorporado ya a 2.000 trabajadores desde la declaración del estado de alarma, reforzará la plantilla con otros 2.100 profesionales para hacer frente a una campaña que se prevé alcance hasta un 50% más de volúmenes que el año pasado, una cifra que supone un reto sin precedentes para el sector.