24 nov 2020

Ir a contenido

Estrategia New Space

Catalunya lanzará dos satélites al espacio en el primer semestre del 2021

El Govern crea la 'NASA catalana' y prevé el lanzamiento de una constelación de nanosatélites para crear un servicio de telecomunicaciones propio

La iniciativa aprobada este martes ha previsto un presupuesto de 18 millones de euros hasta el 2023 en plena pandemia

Eduardo López Alonso

Un nanosatélite. 

Un nanosatélite. 

El Govern aprueba este martes la creación de la 'NASA catalana'. Con un presupuesto previsto de 18 millones de euros hasta el 2023, el 'conseller' de Polítiques DigitalsJordi Puigneró, ha anunciado que Catalunya lanzará al espacio sus dos primeros satélites en el primer semestre del 2021 con el objetivo de protagonizar "el lanzamiento de una constelación de nanosatélites en los próximos cuatro años", "democratizar el espacio" y "atraer a las empresas y desarrollar una industria de servicios con aplicaciones todavía por imaginar". Al menos seis satélites catalanes se lanzarán en dos años, según el proyecto. La inversión en los dos primeros lanzamientos será de 2,5 millones.

Puigneró niega que exista un vacío legal que facilite que Catalunya disponga de una agencia del espacio propia y que "todo es legal". Pese a ello, en su departamento mantienen el temor a que el Estado ponga freno a la expansión espacial de Catalunya, un campo económico prometedor y que complementa la agenda tecnológica de un Govern que ve en las nuevas tecnologías (5G, 'blockchain', ciberseguridad y DNI electrónico) una manera de reafirmar la hoja de ruta política y económica. Puigneró recordó que las competencias del Estado solo alcanzan hasta los 50 kilómetros de altitud y los ingenios catalanes sobrevolarán el territorio a unos 2.000 kilómetros de distancia de la superficie terrestre. El lanzamiento de esos satélites no se producirá desde territorio catalán y estará a cargo de empresas adjudicatarias.

La nueva economía bautizada como NewSpace pretende, según Puigneró, "que Catalunya no sea solo consumidor de tecnología digital, sino también productor" y especialmente en un área de actividad que según cálculos del Govern supondrá 1.200 puestos de trabajo y 300 millones de euros de facturación conjunta en Catalunya en cuatro años. Para entonces, habrá 3.500 nanosatélites en el espacio a nivel mundial, configurando el centro de un nuevo ecosistema económico que moverá en torno a 4.000 millones de euros en el 2025.

Inversión pese a la pandemia

Por cada millón de euros invertidos, el Govern espera que tengan un efecto positivo para la economía catalana de unos 15 millones. El sector de las nuevas tecnologías se ha mostrado en los últimos meses como el más robusto ante la crisis pandémica, creciendo a tasas próximas al 30% en términos de ocupación."Esperamos que el Estado no nos ponga palos en las ruedas", dijo Puigneró, como sucedió con el pretendido DNI digital catalán, aludió, proyecto vetado por la legislación estatal. "Hay muchos sectores que están sufriendo con la pandemia, pero esta inversión en el espacio forma parte de una estrategia de desarrollo económico dinamizadora" que, según Puigneró, "no es fruto de la improvisación".

Los satélites objeto de atención del Govern son pequeños aparatos espaciales de órbita baja de entre uno y 10 kilos de peso, que se sitúan a unos 2.000 kilómetros de la tierra. Con un coste unitario de entre 500.000 y dos millones de euros, el Govern pretende utilizarlos como complemento de las redes 5G para internet de las cosas y como instrumentos de observación de la superficie terrestre. Son útiles para el análisis de los efectos de las catástrofes naturales o el control de rebaños y cultivos en zonas sin cobertura de telecomunicaciones terrestres, por ejemplo. También como soporte de una red de comunicaciones autónoma. 

La estrategia del Govern cuenta con un presupuesto total de 18 millones de euros, con cofinanciación del Feder, y está liderada por la Conselleria de Polítiques Digitals, el departamento de Empresa, y el de Territori. En solo cinco año se prevé multiplicar por 2,5 el número de empresas que hoy se dedican al sector hasta llegar a las 75, y multiplicar por cuatro los puestos de trabajo y por seis la facturación.

Actualmente, existen en Catalunya una treintena de empresas emergentes en el sector, algunas de ellas líderes a escala mundial, como OpenCosmos, Sateliot, Pangea o Zero2Infinity. Cuenta también con 13 centros de investigación e innovación punteros en este campo como la UPC -y en particular, el UPC Nanosat Lab, pionero en este campo en Catalunya-, el Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (IEEC), y, más recientemente la Fundació i2CAT y el CTTC, así como con uno de los centros de incubación de negocios de la Agencia Espacial Europea, la ESA BIC Barcelona, ​​ubicada en el Parc Mediterráni de la Tecnologia de Castelldefels. Actualmente ya hay varios países (como EEUU, Canadá, Luxemburgo, Finlandia, Singapur y los Emiratos Árabes) que disponen de una estrategia en el ámbito del NewSpace.

Los usos de la nueva tecnología

El NewSpace proporciona oportunidades de uso y explotación de plataformas espaciales para aplicaciones muy diversas, incluyendo la investigación científica, el desarrollo y calificación de tecnología espacial, la observación de la Tierra y las telecomunicaciones. Permite mejorar la gestión del territorio a partir de los datos obtenidos de la observación de la Tierra y desarrollar nuevos servicios basados ​​en tecnologías avanzadas para ciudadanía, empresas y Administración.

Inversión inicial

La primera actuación de la Agència Espacial de Catalunya es la puesta en marcha de una infraestructura experimental avanzada de telecomunicaciones en colaboración con el Institut d'Estudis Espacials de Catalunya (IEEC). El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 2,5 millones de euros, incluye la definición, el diseño, la construcción y el lanzamiento de dos nanosatélites para desplegar y validar aplicaciones y servicios experimentales de conectividad global de Internet de las Cosas (IOT) y de proceso de imágenes y teledetección de observación terrestre.

El lanzamiento de estos dos nanosatélites, previsto para el primer trimestre del 2021, permitirá a la Administración disponer de cobertura en zonas del territorio que a fecha de hoy no están cubiertas y, a la vez, la obtención de imágenes de la Tierra desde el espacio en diferentes bandas espectrales para desarrollar nuevas soluciones tecnológicas que permitan mejorar los servicios de la Generalitat y de diferentes sectores productivos de la economía y sociedad catalana.