resultdos bancarios

El Santander registra pérdidas de 9.048 millones en el tercer trimestre

El banco espera cerrar el ejercicio con un beneficio ordinario por encima de los 5.000 millones de euros

La entidad llevará a cabo un ajuste de estructura en Europa vía ere para reducir gastos en 1.000 millones

Banco Santander pierde 9.048 millones de euros a septiembre por las provisiones. En la foto, imagen de la Junta general de accionistas 2020, presidida por Ana Botín. / SANTANDER / VÍDEO: EFE

Se lee en minutos

Max Jiménez Botías

El Banco Santander registró pérdidas de 9.048 millones de euros en el tercer trimestre del año, frente a un beneficio de 3.732 millones de euros logrado un año antes, debido a que en el trimestre pasado contabilizó una actualización del fondo de comercio de sus inversiones históricas y de los activos fiscales diferidos (DTAs), así como dotaciones por deterioros, lo que generó un cargo extraordinario sin efecto en caja de 12.600 millones de euros. Como ya comunicó en el segundo trimestre, este ajuste no afecta a la posición de liquidez ni de solvencia, según ha informado la entidad.

En este contexto, el banco obtuvo un beneficio ordinario de 3.658 millones de euros en los primeros nueve meses de este año, un 33% menos que en el mismo periodo del año anterior, por las mayores provisiones relacionadas con la covid-19. La generación de ese resultado ordinario no le ha permitido al banco, sin embargo compensar las pérdidas contables  del trimestre anterior, ni se prevé que al final del ejercicio la entidad pueda darle la vuelta a los resultados, pese a la mejora de la actividad entre junio y septiembre.

El beneficio ordinario en el tercer trimestre estanco fue de 1.750 millones de euros, un 18% más con respecto al segundo en euros constantes, gracias a una fuerte recuperación de los ingresos (7%) y a menores dotaciones por insolvencias (14%). Con respecto al tercer trimestre del año anterior, el beneficio ordinario del trimestre se redujo un 4%.

El margen de intereses y los ingresos de clientes se mantuvieron estables en 23.975 millones y 31.534 millones de euros, respectivamente, gracias a la buena evolución trimestral en todas las regiones. Esto, unido al control de costes, permitió un crecimiento del margen neto del 3%, hasta 17.879 millones de euros, destaca la entidad financiera.

Sinergias de costes

En los nueve primeros meses del año, la región de Europa ha logrado unas sinergias de costes de 500 millones de euros, una cifra por encima del objetivo para todo 2020, que se suman a los 200 millones de 2019.

De este modo, Santander habrá cumplido a finales de año y antes de lo previsto el objetivo de ahorro de costes de 1.000 millones de euros en Europa que anunció en el 2019. "La entidad espera reducir los costes por valor de otros 1.000 millones de euros en los próximos dos años en Europa", ha indicado. Esta reducción de costes estará ligada a una importante reducción de la estructura en su negocio europeo, que "afectará a oficinas y plantillas", según ha reconocido el consejero delegado del banco, José Antonio Álvarez.  El ejecutivo ha destacado que la transaccionalidad en oficinas cae a un ritmo del 8%, mientras que la digital avanza a un ritmo del 40%, lo que implica que "habrá que ajustar las oficinas y el modelo de sucursal que utilizamos a esa situación", ha destacado Álvarez. El banco ha anunciado que el proceso de reestructuración se llevará a cabo vía ere, pero de "forma no traumática" --según Álvarez-- y que espera ponerse en contacto con los sindicatos en próximas fechas para negociar las condiciones.

Como parte del ejercicio de reducción de costes, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha confiado en lograr un beneficio ordinario de unos 5.000 millones de euros para el conjunto del año y que la ratio de capital CET1 continúe en la parte alta del objetivo marcado del 11%-12%. "Estoy convencida de que volveremos a dar dividendos en efectivo, cuando las recomendaciones regulatorias lo permitan, gracias a los resultados del grupo, la fortaleza de balance, nuestra posición de liquidez y nuestra diversificación de negocio", ha resaltado.

Por eso, la entidad ha propuesto a los accionistas --y estos lo han aprobado-- la aprobación de un dividendo en efectivo de 0,10 euros por acción en el 2021, sujeto a la aceptación regulatoria y otras condiciones.

"Las perspectivas para el 2021 dependerán de la evolución de la pandemia, pero nuestra estrategia y nuestro modelo de negocio nos posicionan de manera favorable para seguir apoyando a los clientes y obtener resultados para los accionistas. Nuestra prioridad es proteger a los equipos en estos momentos de incertidumbre sin precedentes. Quiero agradecerles a todos su dedicación y a todos los clientes su confianza en Banco Santander", ha afirmado Botín.

Moratoria de préstamos

Te puede interesar

El Santander ha concedido moratorias a hipotecas y otro tipo de préstamos por más de 114.000 millones de euros, alrededor de un 13% de su cartera crediticia. A 30 de septiembre 2020, el 66% de estas moratorias habían expirado, con solo un 2% en fase 3, es decir, dudosos. La mayor parte de las motarias que están por vencer, corresponden a hipoteca.

La ratio de morosidad cayó 32 puntos básicos, hasta el 3,15%, mientras que la ratio de cobertura se incrementó al 76%. El coste del crédito, es decir, lo que el banco provisiona en función de la pérdida esperada de la cartera, se incrementó en 27 puntos básicos en el año, hasta el 1,27%, por el aumento de las provisiones, que crecieron un 58%, hasta 9.562 millones de euros, por el impacto de la crisis. El banco ha mejorado la previsión de su coste del crédito en el 2020 hasta aproximadamente un 1,3%, frente a la previsión anterior de 1,4-1,5% realizada en abril.