30 nov 2020

Ir a contenido

efectos de la crisis sanitaria

Los trabajadores de CaixaBank piden "medidas urgentes" contra el virus en las oficinas

Reclaman a la dirección que imponga el teletrabajo para evitar la expansión de los contagios entre los empleados

Max Jiménez Botías

La sede de CaixaBank en la avenida Diagonal de Barcelona.

La sede de CaixaBank en la avenida Diagonal de Barcelona. / ÀNGEL GARCÍA

El SECB, uno de los sindicatos mayoritarios de CaixaBank, ha pedido a la dirección de la entidad financiera que ponga en marcha "medidas urgentes" para evitar que la expansión de la pandemia del covid-19 tenga efectos indeseados en la plantilla del banco. El sindicato ha remitido una carta a la dirección en la que critica la "unilateralidad en la toma de decisiones" en materia preventiva por parte de la entidad, "lo que está sumiendo en un estado de caos, preocupación e intranquilidad a la plantilla", afirma la comunicación interna. 

Según los trabajadores, la organización del trabajo queda afectada de lleno por el contexto actual de la pandemia y "la empresa tiene la obligación legal de protección de la seguridad y la salud de los trabajadores, de manera que aunque el problema es de salud pública, impacta de lleno sobre las condiciones de trabajo de los empleados y "ustedes deben actuar en consecuencia", exige el SECB.

Cuatro peticiones

La organización sindical recuerda que hasta en cuatro ocasiones ha reclamado por escrito a la entidad financiera "la consideración de riesgo extremo en CaixaBank" y la consecuente adopción de medidas urgentes, "pero la dirección de la empresa hace caso omiso a nuestros ruegos y propuestas". Fuentes sindicales apuntan que los contagios se han extendido entre los trabajadores de las oficinas, que en muchos casos se han visto obligados a permanecer aislados en su domicilio y reclaman que se priorice "el teletrabajo para restringir al máximo la movilidad", y mejora los datos de la evolución de los contagios que "están instalándose en cifras alarmantes al situarse en valores más altos que los de la primera oleada".

El sindicato detalla que la gráfica de contagios dentro de la entidad financiera sigue el patrón de la población general y "las medidas unilaterales internas no están evitando que los contagios afecten de lleno a los empleados y nuestros centros de trabajo".