cumbre empresarial

Felipe VI: "No podemos caer en el pesimismo"

El Monarca abre el XXIII Congreso Nacional de la empresa Familiar, celebrado este año con aforo reducido y de forma telemática

Apenas el 10% de las compañías encuestadas prevén aumentar plantilla y reducen a 4,1 en una escala de 9 la valoración de la situación económica

El Rey, ante un 2020 difícil, pide no caer en el pesimismo. / EFE / BALLESTEROS / VÍDEO: EUROPA PRESS

Se lee en minutos

"No podemos caer en el pesimismo". Es el mensaje que ha lanzado el Rey Felipe VI  durante el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar, celebrado por primera vez dcon un aforo muy reducido y de forma telemática como consecuencia de la pandemia, bajo el lema 'La fuerza de la recuperación'.

En su discurso de apertura del encuentro, el Monarca ha apelado a mantener la apuesta por sostenibilidad, afrontar el riesgo climático, una mayor cohesión social, la igualidad de género, la digitalización o la gobernanza de los grandes asuntos globales, pese a que el virus "es un reto histórico para España y para la UE".

A juicio de Felipe VI, que ha recibido un prolongado aplauso del auditorio, "en estos momento es cuando las instituciones, empresas y familais tienen que demostrar su capacidad para unir fuerzas y hallar soluciones a corto, medio y largo plazo"

"Nunca antes el mundo ha tenido tanto talento y capacidad productiva", ha sentenciado. Hay que alinearla "para salir de este inmenso reto", ha afirmado. 

A su vez ha destacado las características de las empresas familiares, basadas en "valores firmes, intemporales, como la libertad, la responsabilidad y el humanismo". El Rey ha subrayado la capacidad de las empresas familiares de movilizar recursos y ayudas y su compromiso social.

Ha recordado que el covid ha acelerado el proceso de digitalización. "La educación, la formación, constituyen cada vez más los cimientos sobre los que sustentar los avances y facilitar la incorporación al mercado laboral del mayor número posible de ciudadanos". 

Empleo y medioambiente

Por su parte, Marc Puig, presidente del grupo  de cosmética del mismo nombre, se ha estrenado como presidente del Instituto de la Empresa Familiar (IEF), tras ser elegido en mayo. En su discurso ha destacado el papel de las empresas familiares como garantes del empleo y de protección del medioambiente y defensoras del capitalismo inclusivo.

"Las empresas familiares somos imprescindibles para llevar adelante el proceso de relanzamiento, recuperación y transformación que tiene que abordar nuestro país. Por nuestros valores y especialmente por nuestra capacidad de liderazgo", ha sentenciado Puig.

"Aparcar iniciativas"

El presidente del IEF  ha agradecido su presencia al Monarca y ha señalado que es precisamente en momentos de dificultad como el actual "cuando más se pone de manifiesto el papel que la Corona representa, como muestra de la estabilidad institucional que necesita un país para desarrollarse día a día y para superar situaciones críticas como la que vivimos por culpa de la pandemia".

Ha pedido al Gobierno "poner las prioridades" en medidas de protección y apoyo al tejido empresarial y "aparcar" otras iniciativas que tenía previstas antes del estallido de la crisis de la covid.

Puig ha planteado "dejar a un lado" las iniciativas que el Gobierno podía tener planteadas antes de esta crisis hasta que no se lleguen a unos niveles de desempleo "aceptables".

La peor valoración desde el 2013

Las previsiones del colectivo de empresas familiares se han decantado claramente hacia la parte negativa, con una calificación dela situación económica de 4,1 en una escala de 9, frente a 5,33 de un año atrás. Es el nivel más bajo desde el 2013, tras la salida de la anterior crisis financiera, según revela la encuesta que realizan en cada congreso anual.

Casi el 70% de las compañías encuestadas (68%) vaticinan un crecimiento frágil de la actividad sin creación de empleo y el 31% prevén "un moderado aumento de la actividad con un limitada creación neta de empleo". Un total de 155 socios del IEF han contesado a las preguntas.

Noticias relacionadas

La encuesta recoge que solo el 10% estiman que aumentarán sus plantillas, mientras que el 63% mantendrán los mismos niveles de empleo y el 27% lo reducirán. A su vez un 42% de las empresas esperan igualar el nivel de ventas en el 2021, el 27% una reducción y el 31%, un aumento.

Entre las medidas adoptadas para hacer frente a la crisis provocada por el covid destaca el teletrabajo, según el 71% de los encuestado; seguido por los expedientes de regulación temporal de empleo (ertes), con el 56% y la adaptación de las estructuras productivas, con el 55%.