27 nov 2020

Ir a contenido

automoción

Nissan contrata a 120 temporales para cubrir el vacío de Acciona

La firma automovílistica nipona ficha a algo más de un centenar de especialistas para reactivar sus producciones, tras meses prácticamente paradas

Gabriel Ubieto

Fabrica de la Zona Franca de Nissan.

Fabrica de la Zona Franca de Nissan.

Nissan ha contratado a 120 trabajadores temporales para cubrir el vacío logístico que le ha dejado Acciona, hasta hace poco su principal subcontrata. La firma automovilística nipona ficha a algo más de un centenar de especialistas para, sumado a trabajadores propios de plantilla reconvertidos, reactivar sus producciones y volver a ensamblar vehículos con cierta normalidad, lastrada desde hace meses por conflictos sindicales y la covid. Así ha podido confirmarlo EL PERIÓDICO de fuentes conocedoras de la operación. A preguntas de este medio, Nissan no ha hecho ningún comentario al respecto y fuentes de la compañía se han remitido al comunicado emitido hace un mes tras la ruptura definitiva con Acciona, en la que manifestaban su intención de internalizar el servicio.

La dirección local de Nissan ha movido ficha para desatascar meses de inactividad en Zona Franca. A la firma nipona le queda algo más de un año en Catalunya antes de echar el cierre definitivo y pretende aprovechar ese tiempo (y el dinero que ello le cuesta) para fabricar más vehículos. Desde que estalló la pandemia en Zona Franca no producen con cierta continuidad. Estas últimas semanas en Zona Franca apenas se ensamblaban 200 unidades, según reconoce la compañía. Primero fue el virus, luego 94 días de huelga tras el anuncio de cierre y una vez apagado ese fuego estalló el de las subcontratas. Acciona, que empleaba a 556 trabajadores, rompió su contrato de servicios y pidió renegociar las condiciones.

La falta de ese eslabón de la cadena de producción bloqueó de nuevo las líneas de montaje y hasta en dos ocasiones Nissan pospuso la vuelta a la actividad tras el breve parón estival. Tras casi dos meses de negociaciones entre Nissan y Acciona lejos de los focos, el acuerdo no llegó. Los primeros damnificados por ese conflicto mercantil han sido los 556 empleados de Acciona, que fueron despedidos el pasado 2 de octubre con la indemnización mínima contemplada por ley. El caso ya está en la mesa de los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que deberán dictaminar si el ere fue ajustado a ley o no. Los sindicatos ambicionan que sea declarado nulo, pues en dicho caso puede transformarse en improcedente y duplicar las indemnizaciones.

Fracaso en las negociaciones

Tras unas semanas de impás entre el ere ejecutado por Acciona, el acuerdo ‘in extremis’ que finalmente no llegó y la mediación del Ministerio de Industria que finalmente no fructiferó, la dirección local capitaneada por Frank Torres ha decidido ponerle punto final al embrollo y reactivar las producciones. Los servicios logísticos que realizaba hasta ahora Acciona los realizarán unos 200 empleados que ya forman parte de la plantilla de Nissan, y que han sido formados durante los dos últimos meses para ello, además de 120 nuevos contratados con ficha temporal.

Nissan da carpetazo así al conflicto con Acciona, que puede resurgir en algún momento dada la denuncia por cesión ilegal de trabajadores que tienen interpuesta tres centenares de empleados a través del Col·lectiu RondaSigue también la huelga en otro de sus proveedoresMagna, que ha anunciado un ere para sus 60 empleados y que puede generarle problemas de distribución. Sobre todo si después de Magna se suma Tachi-S, sobre los que también pesa la amenaza de despidos.

Temas Nissan Empleo