modelo de financiación

Madrid, Baleares, Catalunya y València reciben el 17% menos de lo que aportan

El actual sistema favorece especialmente a Extremadura, Castilla-La Mancha y Galicia, según el IEB

Salida masiva de vehículos por la autopista C-32 a la altura de Vilassar.

Salida masiva de vehículos por la autopista C-32 a la altura de Vilassar. / JULIO CARBÓ

Se lee en minutos

MadridBalearesCatalunya y la Comunitat Valenciana fueron las comunidades más perjudicadas por el actual sistema de financiación autonómica, según los últimos datos disponibles, correspondientes al 2018. En general, esta tendencia se repite desde que en el 2009 se empezó a aplicar el modelo actual. Esta evolución queda reflejada en la quinta actualización del Mapa de la Financiación Autonómica, que ha publicado el Instituto de Economía de Barcelona (IEB).

Esta herramienta muestra la evolución de los recursos disponibles en cada territorio por habitante y revela que los ciudadanos de estos territorios recibieron de media un 17% menos de lo que aportaron tras aplicarse los mecanismos de nivelación y fondods de ajuste del modelo. En el 2018, la Comunidad de Madrid disponía de unos recursos tributarios medios de 3.482 euros por ciudadano pero, una vez aplicados los fondos del modelo, acabó disponiendo de una media de 2.631. En Baleares se pasó de unos ingresos tributarios medios de 3.185 euros por habitante quedaron reducidos a 2.691.

De 2.967 euros a 2.664

Por su parte, Catalunya generó en total unos ingresos tributarios medios de 2.967 euros por habitante en el 2018, que quedaron en 2.664 tras aplicar los mecanismos de nivelación y los fondos de ajuste del sistema. 

Entre las comunidades más beneficiadas por el modelo en vigor se halla Extremadura, que, pese a generar menos recursos tributarios que la media estatal, acabó con un volumen de recursos por habitante muy por encima de este promedio gracias al sistema de financiación. En concreto, la comunidad extremeña disponía inicialmente de un volumen de recursos tributarios de 1.770 euros al año por habitante de media, que subieron hasta los 3.089  una vez aplicados los fondos del modelo. Se trata de un diferencial superior a los 43 puntos (situando las medias en el parámetro 100) entre lo recaudado y los recursos obtenidos.

Por detrás de Extremadura, se sitúan Castilla-La Mancha y Galicia. Castilla-La Mancha obtuvo una media de 2.775 euros por habitante, con un incremento medio de los recursos disponibles del 36%, y Galicia, una media de 2.937 euros por habitante, con un incremento medio de los recursos disponibles del 33%. Así pues, el diferencial a su favor fue de 20 puntos para ambas comunidades.

Según este informe, "otro buen ejemplo de la arbitrariedad de los recursos finales disponibles provocada por el actual sistema de financiación" es la situación dispar en que acaban algunas autonomías que registran unos recursos tributarios similares antes de la aplicación de los mecanismos de nivelación y los fondos de ajuste. El caso más ilustrativo es la Comunitat Valenciana, que parte con 2.369 euros por habitante y acaba obteniendo 2.494 tras aplicar el sistema.

Galicia, por su parte, con unos fondos de partida inferiores, de 2.210 euros por ciudadano, acaba consiguiendo más, concretamente 2.937 tras los ajustes del modelo.

El Mapa de la Financiación Autonómica que ofrece el IEB muestra que algunas de las comunidades con más capacidad fiscal por habitante acaban obteniendo un volumen de recursos inferior a la media. Del mismo modo, queda patente que el mecanismo de nivelación, conocido como Fondo de Garantía de Servicios Públicos Fundamentales (FGSPF), cumple correctamente con el objetivo de reducir la distancia entre las comunidades con mayor y menor capacidad fiscal sin alterar el orden inicial.

Sin embargo, la aplicación de los fondos de ajuste de suficiencia, competitividad y cooperación acaba generando distorsiones en la distribución. Esta circunstancia justificaría una “revisión del modelo”, según los investigadores del IEB. Revisión que parece complicado abordar de forma inmediata por las actuales circunstancias derivadas de la pandemia, pero que de acuerdo con los expertos “no debiera tardar, pues afecta a la capacidad de respuesta ante la crisis de las distintas administraciones”.

Te puede interesar

Según el estudio, dejando de lado las diferencias entre los recursos tributarios obtenidos y los recursos destinados, las tres comunidades que reciben un mayor número de recursos son, por este orden, Cantabria, La Rioja y Extremadura.

La nueva edición del Mapa de la Financiación Autonómica del IEB supone la consolidación de una herramienta que ofrece un sistema de evaluación y análisis actualizado del actual modelo de financiación autonómica, en funcionamiento desde el 2009.