AUTOMOCIÓN

Los sindicatos rechazan las medidas de Renault para lograr más competitividad

La empresa ha planteado varias propuestas como aumentar tres días la jornada anual, eliminar un 15% de los pluses y abordar una reducción de costes

La representación de los trabajadores considera inadmisibles las nuevas medidas que se apuntan por parte de la marca y señala que no aportarían soluciones

Emblema en el frontal de un Renault Clio

Emblema en el frontal de un Renault Clio / DPA

3
Se lee en minutos
El Periódico

Renault España ha iniciado los contactos con la representación sindical para poner en marcha una serie de medidas dentro de la negociación del convenio colectivo con el objetivo de elevar la competitividad de sus plantas, unas propuestas que los sindicatos consideran "totalmente inadmisibles, descabelladas y delirantes".

La dirección de la compañía y los representantes de los trabajadores han iniciado las conversaciones para renovar un convenio en el que están implicados 12.000 de los 14.000 trabajadores que tiene Renault en los centros de producción repartidos por nuestro país , que son las fábricas de Sevilla, en la que produce cajas de velocidades; Valladolid, una de motores y otra de ensamblaje (Captur), y Palencia, donde monta los modelos Megane y Kadjar. Además, engloba ingeniería y servicios centrales (Madrid).

La marca ha explicado que su propuesta recoge las medidas que considera necesarias para mejorar la competitividad y la flexibilidad de las plantas españolas, haciendo especial hincapié en la reducción de costes salariales, el aumento de la jornada anual y la mejora de la flexibilidad.

Las pérdidas registradas por el grupo, que llevó a anunciar recientemente cierres en sus plantas mundiales (no en España) por culpa de la sobrecapacidad de producción (el mismo problema que cerrará la planta de Nissan en Zona Franca), llevan a Renault (que ahora dirige Luca de Meo ) a buscar una reducción de costes y priorizar rentabilidad sobre los volúmenes. "La empresa ve necesario afrontar un periodo de diálogo con la representación sindical que permita alcanzar un compromiso para que Renault España vuelva a posicionarse al más alto nivel de competitividad de cara a futuras adjudicaciones", señala la marca en un comunicado.

Más días, menos pluses

Desde Renault proponen que la vigencia del convenio se limite a dos años (2021 y 2022), que la jornada laboral se eleve de 217 a 220 días, más tres días de competitividad (ya existentes), y que se consoliden los días de antigüedad sin generación de nuevos derechos. Asímismo propone crear de una nueva categoría de entrada (Especialista D, con salario al 90 % de la retribución de Oficial de tercera), que los cinco primeros sábados de trabajo no conlleven plus o que las 4 horas semanales de reducción de jornada del turno de noche se cumplan en las factorías de mecánica en caso de necesidad.  En su propuesta, la marca quiere rebajar un 15 % los pluses de nocturnidad, festivo y rotaciones de dos turnos.

También propone recurrir a la contratación a través de ETT en Valladolid-Palencia como centro único de trabajo, la creación de un turno fijo de noche y que este se realice por media jornada en caso de necesidad o ligar la prima por resultados a criterios como el absentismo laboral. Desde los sindicatos ya han lanzado la voz de alarma.

Oposición sindical

Fuentes de CCOO, los representantes de los trabajadores han rechazado frontalmente la propuesta y le han pedido que la retire y presente una nueva plataforma realista que, junto al mantenimiento de las cuatro factorías y la sede de Madrid, "permitan construir el futuro y no dejarlo en manos de la empresa". Consideran que la plantilla ha cumplido con su trabajo y si la situación de la compañía es la que es "no es por ellos, si no por la mala gestión hecha más allá de los Pirineos".

Noticias relacionadas

Desde UGT-FICA señalan de "despropósito" el conjunto de medidas planteadas y ha asegurado que están dispuestos a seguir peleando por la viabilidad de las fábricas, "pero manteniendo la dignidad. Propuestas como las que se han hecho esta mañana en la mesa de negociación nos parecen un insulto, y en muchos casos nos tememos que son medidas que no aportan a la competitividad tan demandada por Renault, sino que son fruto de los caprichos de algún industrial", ha añadido el sindicato.

Mientras, el sindicato CGT ha calificado de "descabelladas y delirantes" las medidas planteadas por Renault en el marco de la negociación del convenio colectivo y ha pedido a la plantilla su participación para elaborar la plataforma reivindicativa, para lo que ha solicitado que haga llegar sus inquietudes y necesidades.

Temas

Renault