helysia token

Así es la criptodivisa de Hammam Al Ándalus, la primera del sector wellness

El grupo empresarial granadino Hammam Al Ándalus ha lanzado Helysia Token, su propia moneda digital, a la vez que está impulsando la creación de una comunidad interconectada

El grupo empresarial granadino Hammam Al Ándalus ha lanzado Helysia Token, su propia moneda digital, a la vez que está impulsando la creación de una comunidad interconectada.

Así es la criptodivisa de Hammam Al Ándalus, la primera del sector wellness

Imagen cedida (Hammam Al Ándalus)

3
Se lee en minutos
Fran Leal
Fran Leal

Colaborador

ver +

Estamos acostumbrados a ver con frecuencia el lanzamiento de nuevas criptomonedas por parte de compañías procedentes de casi cualquier sector de actividad. Y sin embargo, aunque parezca un imposible, sigue habiendo oportunidades para ser pioneros.

Es lo que ha hecho Hammam Al Ándalus, grupo empresarial con origen en Granada, especializado en salud y bienestar a través del agua, que ha lanzado su propia criptomoneda bajo el nombre de Helysia Token.

Búsqueda de seguridad y confianza

El lanzamiento de la nueva moneda tuvo lugar el pasado 1 de agosto, tras el éxito cosechado en la preventa con la colocación de los primeros 100.000 tokens exigidos para el despliegue. Su adquisición, que se puede realizar a través de la web empresarial, se ha fijado al precio de 1,10 euros.

El objetivo de esta innovación llevada a cabo por la firma granadina se alinearía con su doble visión estratégica donde salud y bienestar juegan un papel determinante en lo que respecta a la propuesta de valor que hacen a sus clientes. Pero la iniciativa también responde al hecho de que “la economía de tokens digitales tiene el potencial de financiar proyectos para expandir nuestra marca”, asegura Raúl Lozano, director general de Hammam Al Ándalus.

Según nos cuenta, el proyecto Helysia tiene su base tecnológica en el ecosistema blockchain, lo que “puede ser una barrera de entrada para una gran mayoría, debido al desconocimiento que aún existe sobre esta tecnología”. Sin embargo, para ellos ha supuesto “un reto que afrontamos pensando en la seguridad y confianza que ofrece este sistema”.

Desde este punto de vista, los primeros 100.000 tokens lanzados durante la preventa fueron adquiridos “por clientes y personas afines al proyecto”, asegura Lozano. En definitiva, individuos que compraron estos tokens “por su confianza en nosotros, más que por conocimiento de la tecnología”. En cambio, con el paso del tiempo, Lozano afirma que “empiezan a comprender que hicieron una buena inversión”, ya sea tanto desde el punto de vista económico, como desde la perspectiva del bienestar y la salud.

Entre las ventajas que ofrece unirse al proyecto a través de la compra de Helysias, no podían faltar los descuentos en los servicios de la compañía. “Helysia es un utility con grandes privilegios”, explica Lozano, y a esos descuentos habría que añadir que “el simple hecho de tener acumulados esos tokens en tu wallet tiene grandes ventajas, como poder estar en el Hammam todo el tiempo que desees o el acceso a servicios convencionales o premium de manera gratuita”.

Creación de comunidad

A través de esta iniciativa, la intención de Hammam Al Ándalus es la de crear una comunidad en torno a la salud, avanzar en el uso de nuevas tecnologías disruptivas en el sector y tokenizar ventas futuras. En este sentido, Lozano asevera que pretenden crear una comunidad “que esté descentralizada”, no dirigida como en la mayoría de los casos; “queremos ser útiles y que este grupo de personas se mantenga conectada”, confiesa.

Además, gracias a Helysia, han financiado la cátedra ‘I+D+i del Bienestar Humano’, de la Universidad de Granada y dirigida por el catedrático Manuel Arroyo. Una demostración de que “desde la labor investigadora de la cátedra y la transferencia de conocimiento que allí se derive, pretendemos ampliar y mejorar, con un respaldo científico, nuestra contribución a la salud”, razona Lozano. 

Noticias relacionadas

En definitiva, de lo que se trata es de dar un paso adelante, en paralelo a los cambios que estamos viviendo en todos los ámbitos. Y ante la inquietud e incertidumbre que predomina, más aún con la pandemia, abogan por un cambio de mentalidad que, de mano de la tecnología, culmine en la generación de “una comunidad conectada, motivada y empoderada” que sea capaz de avanzar a gran velocidad “en la mejora de nuestra vida, en términos de salud, felicidad y longevidad”.

Según concluye Lozano, la acogida de la iniciativa está siendo muy positiva, con una comunidad compuesta ya por mil personas, si bien sus previsiones apuntan a un crecimiento rápido hasta el orden de las 50.000. En todo esto, desde la compañía tienen claro que “parte de nuestra labor debe ser pedagógica; necesitamos explicar qué es esto de la blockchain y por qué tokenizamos nuestras ventas”. Del mismo modo, quieren seguir dando a conocer su proyecto de comunidad, donde tecnología móvil, interacciones y blockchain se entremezclan para “empoderar a las personas en su salud y bienestar”.