relaciones laborales

Primer contacto entre Trabajo, patronal y sindicatos para negociar la nueva Ley Rider

Díaz plantea una nueva regulación del trabajo en plataformas más allá de las aplicaciones de reparto

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos

la ministra de Trabajo y Economia Social, Yolanda Diaz, y los representantes de patronal y sindicatos / DAVID CASTRO

Se lee en minutos

El Ministerio de Trabajo ha mantenido este miércoles con la patronal y los sindicatos una primera reunión para definir la nueva regulación del trabajo en plataformas digitales. El encuentro ha sido una primera toma de contacto y no han trascendido grandes avances de la misma. La intención que el departamento liderado por Yolanda Díaz ha trasladado a los agentes sociales es que la nueva ley vaya más allá de la casuística de los repartidores de las aplicaciones de comida a domicilio y de cobertura a los posibles fraudes en todas las plataformas digitales.

La CEOE no ha realizado valoraciones de la reunión y pretende esperar a tener por escrita la primera propuesta del Gobierno. Las partes han quedado en intercambiarse documentos tras este primer encuentro y a volver a reunirse el próximo miércoles. 

Te puede interesar

La nueva ley pretende atajar el uso de falsos autónomos en los modelos laborales de las empresas, tanto en los sectores emergentes, como los más clásicos. No solo atajar sistemas de organización como los de Amazon, Glovo o Deliveroo, que se nutren de un alto volumen de pedidos, una elevada masa de personas dispuestas a asumirlos y un alto grado de digitalización. El riesgo que ve tanto Trabajo, como los sindicatos, es que este esquema de organización se replique a escalas más pequeñas. La extensión del teletrabajo y la digitalización de muchas tareas preocupa y de ahí el acelerón que buscan darle desde el departamento liderado por Yolanda Díaz para vetar por ley estas prácticas.

El agujero para las arcas de la Seguridad Social que este tipo de modelos acarrean es uno de los riesgos que la nueva ley pretende atajar. Pues uno de los atractivos que encuentran las empresas que apuestan por un uso fraudulento de la figura del autónomo es el menor coste y responsabilidad que acarrea para la empresa. El otro puntal de la nueva ley es dotar de una mayor protección social para con esos trabajadores, pues el actual sistema de autónomos, especialmente para aquellos que optan por las cotizaciones mínimas (que asumen ellos), el acceso a prestaciones en caso de desempleo o vacaciones, son muy reducidas. Cuando no inexsientes.