MEDIOAMBIENTE

Port de Barcelona, primer puerto del mundo en reducir las emisiones de carbono el 20% en cinco años

La infraestructura logra el reconocimiento sectorial por su compromiso con los ODS

Mercè Conesa. 

Mercè Conesa. 

Se lee en minutos
Eduardo López Alonso
Eduardo López Alonso

Periodista.

Especialista en distribución, comercio, industria, lobis, empresas, farmacéuticas, sector inmobiliario, telecomunicaciones, innovación, logística, infraestructuras, consumo, transporte, energía, sostenibilidad...

Escribe desde Barcelona

ver +

Port de Barcelona es el primer puerto del mundo que ha conseguido reducir las emisiones de carbono el 20% en cinco años. Como parte de una cruzada internacional estratégica, pero vestida en ocasiones de un injusto halo marketiniano, la infraestructura catalana recibe un reconocimiento de más calado de lo que podría pensarse. En malos tiempos para filantropías, cualquier actividad empresarial en Europa está marcada por los objetivos medioambientales conocidos como ODS. La denominada estrella Lean & Green ortorgada a Port de Barcelona premia el compromiso de la presidenta del puerto, Mercè Conesa, que desde su nombramiento se propuso hacer del objetivo medioambiental el eje de la gestión.

La consultora Ernst & Young ha sido la responsable de certificar que Port de Barcelona ha alcanzado el objetivo de reducción de emisiones a la atmósfera, utilizando como indicador de referencia la huella de carbono de la infraestructura y la consecución del plan de acción establecido conjuntamente con la asociación de fabricantes y distribuidores Aecoc.

Conesa ha destacado este martes uno de los principales proyectos del puerto de Barcelona en este ámbito como es el llamado Power to Ship, que permitirá la conexión eléctrica de los barcos en muelle eliminando las emisiones de los motores auxiliares durante su estancia en puerto o, también, la apuesta por la movilidad eléctrica y la promoción del gas natural licuado (GNL) como combustible alternativo de transición para barcos, camiones y maquinaria de terminal para reducir de forma significativa las emisiones y luchar contra el cambio climático.

En la práctica, la implementación de estos planes tiene un impacto directo en las emisiones contaminantes del puerto en su entorno ciudadano, aunque sin abandonar los objetivos de rentabilidad de cualquier inversión de una infraestructura en la que impacta de lleno la evolución de la economía en general.  

Noticias relacionadas

Dentro del plan iniciado en el 2016, la renovación de la flota propia de vehículos con turismos y motocicletas 100% eléctricas ha permitido la reducción de emisiones acumuladas en 50 toneladas de CO2. La segunda actuación consiste en la modernización de el alumbrado público con tecnología LED y en el ahorro de emisiones debido a la adquisición del 100% de la energía con certificación de procedencia de fuentes renovables, lo que supone una reducción total de casi 5.000 toneladas de CO2 equivalentes.

Lean & Green, presente en 14 países y más de 600 empresas, es la mayor plataforma europea de colaboración especialmente dirigida a reducir las emisiones asociadas a la cadena de suministro. Se trata de una iniciativa internacional que trabaja con empresas de todos los sectores para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero derivados de las actividades logísticas y conseguir los objetivos definidos en la Convención del Clima en París (COP21) de emisiones neutras de carbono para el año 2050.