29 oct 2020

Ir a contenido

Supermercados

Polvorín en el súper

Covirán celebra este domingo una asamblea ordinaria en medio de una guerra entre socios

Sara Ledo

Supermercado Covirán.

Supermercado Covirán.

La cadena de supermercados Covirán celebra este domingo una asamblea ordinaria en medio de un cisma interno entre varios socios por el control de la compañía. Una parte de la cooperativa acusa a la otra de mala praxis financiera, mientras esta señala a la otra parte por falsificación de documentos. Un polvorín en una compañía con 3.000 establecimientos en la península que, más allá de lo que ocurra este fin de semana, tendrá su final en los juzgados.

A principios de este año, dos consejeros de la cadena abandonaron la junta directiva de la cooperativa al denunciar que se les negaba el acceso a información financiera de la empresa tras recibir varios escritos anónimos que advertían sobre supuestas irregularidades. "Yo sobre cualquier irregularidad de la organización, como consejero pago con mi patrimonio. Si yo pido una información y no se me da, lo que no voy a hacer es exponerme a algo que no puedo corroborar que está correcto", explica uno de los socios y cabecilla de la corriente crítica ‘Nos duele Covirán’, Rubén Navarro. Desde la empresa, un portavoz niega estar al tanto de esta reclamación de información. "Yo no tengo constancia", asegura.

Tras la salida del consejo, parte de esta corriente crítica en la que, además de Navarro, también están Jesús Muñoz y Félix Mensah, trata de convocar una asamblea extraordinaria para cesar a la totalidad del consejo rector, encabezado por la presidenta, Patrocinio Contreras, y elegir, así, una alternativa. Con más de 2.467 socios, los estatutos de la empresa exigen que deberá existir una petición escrita por parte de al menos el 10% de los socios. Se presentaron unas 270 firmas, a priori más de ese 10%, y llegó a convocarse la asamblea, pero se supendió por el coronavirus.

La empresa asegura que casi 80 firmas fueron falsificadas y el asunto llegó hasta los juzgados. Covirán denunció a Navarro, Muñoz y Mensah por un supuesto delito de falsedad documental. "Los denunciados han falsificado solicitudes de convocatoria, introduciendo falsamente solicitudes creadas al efecto, de muchos socios, sin su conocimiento, ni su consentimiento, firmando como si fueran ellos, utilizando además sus datos personales", reza el escrito al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO y al que acompañan alrededor de 30 declaraciones firmadas de socios que aseguran que, efectivamente, se les ha falsificado la firma.

En el documento también se acusa a Navarro de "mantener reuniones en privado para informar a los socios que acuden a su llamada" sobre decisiones que "están dañando a la cooperativa". "Los denunciados han aprovechado la difusión de unos videos anónimos en la red social 'YouTube' cuya difusión ha sido denunciada, en los que se acusa a la presidenta de la cooperativa y otros consejeros de actos falsos de aprovechamiento de su condición en la entidad, incluso de robo", añade la denuncia, "con el único objetivo de desestabilizar el consejo rector".

Unas "difamaciones" que acompañan al presunto delito penal que supone "una falta grave" para sus autores, según apuntan desde la cooperativa y, por eso, en la asamblea ordinaria de este domingo se propone la "ratificación" del expediente sancionador que supuso la expulsión de dos de esos socios. En concreto Tu súper Morón S.L, empresa de Rubén Navarro, y Agustina de Aragón S.L, de Félix Mensah. Desde 'Nos duele Covirán' llaman al resto de socios a hacer una especie de 'moción de censura' a la dirección votando 'no' al orden del día de este domingo, mientras la empresa asegura que se trata de hacer "campaña" para que voten "no" a su expulsión.