25 nov 2020

Ir a contenido

Aerolíneas

Ryanair amenaza con "más despidos" tras recortar vuelos por el covid

La compañía de bajo coste reducirá un 40% su programación prevista hasta el mes de marzo

La empresa irlandesa estima una pérdida en todo el ejercicio de más de 100 millones de viajeros

Sara Ledo

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Madrid.

Aviones de Ryanair en el aeropuerto de Madrid.

La aerolínea irlandesa Ryanair ha amenazado con nuevos despidos de trabajadores ante la caída del tráfico aéreo provocada por el covid.  La compañía de bajo coste ha decidido reducir su capacidad prevista hasta marzo del 60% al 40% en comparación con el año anterior y, por ende, prevé reducir su plantilla para adaptar sus costes.

Así lo ha anunciado la aerolínea este jueves en un comunicado en el que ha señalado que la caída de las reservas provocada por las restricciones en muchos países europeos ha hecho a la compañía reducir su capacidad en toda Europa, con especial incidencia en las bases de Bélgica, Alemania, España, Portugal y Viena, además del cierre durante la temporada de invierno de las bases de Cork, Shannon y Toulouse.

Con esta reducción de la capacidad de invierno y una ocupación de aproximadamente el 70%, Ryanair prevé que el tráfico de todo el año fiscal se reduzca a unos 38 millones de pasajeros. La aerolínea transportó 149 millones de pasajeros en 2019. Es decir, prevé una pérdida de más de 100 millones de pasajeros. E incluso advierte de que esta previsión podría ser modificada a la baja "si algunos gobiernos de la UE continúan gestionando mal los servicios aéreos e imponen más restricciones".

"Aunque lamentamos profundamente estos recortes en la programación de invierno, nos hemos visto obligados a llevarlos a cabo por la mala gestión gubernamental de los servicios aéreos", ha insistido el consejero delegado de la compañía, Michael O’Leary. "Seguimos centrándonos en mantener un calendario tan amplio como sea posible para mantener nuestros aviones, nuestros pilotos, la actual tripulación de cabina y los empleados, minimizando al mismo tiempo las pérdidas de puestos de trabajo", ha añadido.

En este sentido, Ryanair ha reconocido que "es inevitable" por esta reducción de su programación que este invierno haya más "políticas de vacaciones no remuneradas y jornadas compartidas" en aquellos aeropuertos en los que la empresa ha llegado a un acuerdo con su tripulación para reducir la jornada laboral y la remuneración. En las que no ha habido acuerdo, "habrá más despidos", ha añadido.  

Sistema de semáforos

La aerolínea, que ha culpado a los Gobiernos europeos de este recorte en su programación, ha reclamado a los miembros de la Unión Europea que "adopten de inmediato y, en su totalidad, el sistema de semáforos" de la Comisión Europea, que permite la viabilidad de los vuelos seguros entre los Estados de la UE a nivel regional (sin restricciones de viaje perjudiciales) para los países y regiones de Europa que puedan demostrar que sus tasas de casos de Covid son inferiores a 50 por cada 100.000 habitantes.